Despierta la Jerarquía Católica

Se enojaron los imbéciles porque los llamé por su nombre. ¿Pero de qué otra manera les puedo llamar? Un imbécil es alguien que padece imbecilidad, y ésta es un retraso mental en un adulto, que corresponde a una edad situada entre los 3 y los 7 años. ¿Qué sabe un niño de esa edad de la historia de su país?, ¿qué sabe de lo que pasa o ha pasado en otros?, si no sabe lo que está pasando ahora, menos lo que ocurrió hace un siglo o hace veinte. Imbécil -dice el diccionario- es una persona poco inteligente o que se comporta con poca inteligencia.

A diario vemos en los noticieros imágenes de personas muy pobres sufriendo porque desapareció el Seguro Popular, que les cobraba muy poco por una cama de hospital y nada por los medicamentos, y ahora no pueden pagar los precios que les fijó el Instituto para la Salud y el Bienestar (INSABI); o de niños muriendo de cáncer porque no hay medicamentos. Pero esas imágenes no las pueden captar y comprender otros niños sanos que tienen entre 3 y 7 años, ni los adultos con ese retraso mental que se llama imbecilidad.

Me dicen que alucino, que ya no escriba sobre esto para que no haga corajes, que soy un mal cristiano odioso, malinchista y fanático, de ignorante no me bajan, que han fallado todas mis predicciones (como si fuera yo Nostradamus), que México nunca ha estado ni cerca de tener un gobierno comunista… ¿Qué saben esos niños grandotes que tienen una edad mental de 3 a 7 años, de lo que pensaban y lo que hicieron Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles? ¿Saben quiénes fueron Ioseb Besarionis dze Jughashvili, Vladimir Ilyich Ulyanov y Lev Davidovich Bronshtein? (los tres de origen judío, por cierto, por eso ocultaron sus nombres tras los pseudónimos de Stalin, Lenin y Trotski). Qué carajos van a saber si no saben quiénes fueron, aquí en México, Tomás Garrido y Joaquín Amaro, por ejemplo. Si no saben ni siquiera del enfrentamiento que tuvieron los empresarios (la derecha) con el presidente Luis Echeverría Álvarez que todavía vive, ni por qué…

Y vienen a decirme que en México no hay ni nunca ha habido, ni de cerca, un gobierno comunista… Qué flojera con los imbéciles, que se enojan porque denunciamos lo que está haciendo este gobierno con el país. Bueno, uno de esos niños grandotes dice que le gustaría ser hijo de López Obrador… así. Ellos sólo tienen una idea en la cabeza: López Obrador es Dios y vino a salvar a México de la corrupción, ayudado por Manuel Bartlett y Napito, claro está. Lo malo es que según el novelista Honorato de Balzac “un imbécil que no tiene más que una idea en la cabeza, es más fuerte que un hombre de talento que tiene millares”. Nos resignamos pues. Y nos alegramos con una noticia que conocimos esta semana.

Hace mes y medio publicamos una columna que titulamos “Aguiar Retes cobarde y sumiso”, refiriendo la pasividad de la jerarquía católica ante la destrucción de las instituciones por parte de López Obrador, dijimos que a finales del siglo pasado, hace 20 años, la Iglesia católica en México estuvo muy activa promoviendo el voto en contra del PRI y a favor del PAN en todas sus comunidades de base. Y ahora en cambio, cuando se supone que la Iglesia Católica está tan agraviada por el partido Morena, que ha profanado sus templos y se ha burlado de la religión, al grado de que Claudia Sheimbaun mandó a destruir un templo en la Ciudad de México cuando era sólo jefa de una delegación, ahora no dice ni pío.

¿Qué les pasa -preguntamos- a los jerarcas de la Iglesia Católica en México?, a los obispos y arzobispos, ¿son masones y son ésas las instrucciones que tienen de su logia?, ¿son las órdenes que tienen de Jorge Mario Bergoglio, quien ejerce como Papa con el nombre de Francisco, pero que está haciendo todo lo posible por destruir a la Iglesia? 

Bueno, pues la buena noticia es que al parecer la jerarquía católica ya despertó. El obispo auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México, Carlos Samaniego no le tuvo lástima al gobierno federal y arremetió contra la llamada Cuarta Transformación durante la primera misa dominical de 2020.

“México es un desastre”, dijo el obispo Samaniego ante la sorpresa de cientos de feligreses que acudieron a la Basílica de Guadalupe. “Actualmente el país carece de un líder que marque el rumbo de las instituciones”.

“México es un desastre, (desastre) se refiere a la falta de un astro. Desastre es no tener un guía, una ilusión, un sueño. Una estrella guía al marinero para tener buen puerto, y a veces no tenemos en las familias ni en las instituciones esa estrella que guíe nuestros pasos”, añadió.

Estas palabras sugieren la idea que tiene la Iglesia Católica del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien claramente ha roto relaciones con el clero mexicano. Hoy día las Iglesias Evangélicas son las que toman las decisiones “morales” en Palacio Nacional, y hay quien dice que hasta oficinas metodistas y bautistas funcionan en el recinto del poder.

También eso lo dijimos en aquella columna, que las iglesias evangélicas estaban muy ocupadas viviendo del presupuesto, repartiendo la cartilla moral, orando con el Presidente, pero que nos extrañaba que la Iglesia Católica, tan agraviada por el partido Morena, no dijera esta boca es mía. Ese mismo día el arzobispo de Xalapa Hipólito Reyes Larios dijo en misa que en la actualidad hace falta una nueva manifestación de Jesucristo… ante el ambiente de violencia, inseguridad y desigualdad que impera en México.

En esa misa celebró el Arzobispo los 100 años de la llegada del ahora santo Rafael Guízar y Valencia a Xalapa, y al final de su homilía dijo: “Oremos para que nos llegue la paz, la tranquilidad a las familias que tanto han sido martirizadas (a Él mismo le secuestraron una sobrina), adoloridas por los secuestros, por las extorsiones y desde luego los asesinatos”. ¿Está alucinando el arzobispo Reyes Larios? pregunto a los chairos, ¿está fuera de la realidad?, ¿le fallan todas sus predicciones?, ¿es un ignorante fanático y mal cristiano porque denuncia lo mismo que denunciamos otros por escrito?

Curiosamente sólo en esta región de Tepatitlán y Los Altos de Jalisco me pasa esto, que me ponen como lazo de cochino por lo que digo. En otros lugares (porque escribo en otros medios del estado de Veracruz y de la ciudad de México), sucede todo lo contrario, replican este comentario, es decir lo comparten, le dan difusión en su FB. Nomás algunos lectores (no todos) del 7 días están enajenados, como encantados por Andrés Manuel López Obrador, que la verdad sí parece un encantador de serpientes. Me parece curioso porque aquí mucha gente se da golpes de pecho en la Iglesia (hasta los sacerdotes critican eso), por lo que sería de esperarse que vieran lo que está haciendo el gobierno mañanero. Pero no, están viendo y no ven.

Me pregunto cuántas personas, de las que atendía el Seguro Popular que ya no existe, y cuyos familiares están muriendo porque no tienen dinero para internarlos, ni para hacerles estudios, ni para comprar medicamentos, cuántas de esas personas van a volver a votar por Morena el partido del Redentor. Me acuerdo de Balzac y me temo que muchas. En fin… botellita de jerez para todos los niños grandotes cuya edad mental está entre los 3 y los 7 años. Ojalá crezcan…

El narcoestado y los imbéciles

Hace unos días hablamos aquí del regreso del comunismo, especialmente en algunos países de América Latina (podemos agregar a España). Regreso incomprensible para mí dado el inmenso daño que le causó a la humanidad esta doctrina y el sistema político que inspiró, tanto que fracasó en todo el mundo donde empobreció, esclavizó y asesinó a miles de millones de personas.

La única explicación que le encontramos fue que simplemente la historia da vueltas, que se repite, y que el hombre no aprende de los errores del pasado y es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, algunos más de dos como los argentinos. Y el que no aprende de los errores del pasado está condenado a repetirlos. Es lo que pasa con el comunismo, dijimos, la gente ya olvidó su miseria, su esclavitud y a sus muertos.

Pero hay novedades. Tras el conflicto (que aún no termina) entre Bolivia y México, nos damos cuenta de que hay una causa más para el regreso del comunismo. El conflicto entre las dos naciones, más que diplomático es de tipo ideológico, y aun tiene más que ver con el dinero. El expresidente boliviano Evo Morales era el líder de seis federaciones de productores de hoja de coca, es decir, él regenteaba el cultivo de la coca y no sólo eso, en la región de El Chapare donde más se produce mandó instalar los laboratorios necesarios para convertirla en cocaína y construyó ahí su propio aeropuerto para mandarla en aviones militares a Brasil, Argentina y México, justamente donde había que apoyar los planes del Foro de Sao Paulo para convertir a América Latina en la nueva Unión Soviética.

Pero se ha venido descubriendo que el regreso de la ideología comunista, el Foro de Sao Paulo y la nueva Unión Soviética no son más que el instrumento, el mejor pretexto para hacer negocios y para enriquecer a una élite de ladrones y delincuentes, lo mismo en Argentina que en Bolivia o en México.

No entendía yo por qué en Argentina mucha gente volvió a votar por una mujer corrupta, ladrona y asesina como Cristina Fernández viuda de Kirchner, por qué Evo Morales se aferró al poder desobedeciendo el resultado de una consulta popular que le impedía ir por un cuarto mandato y volvió a postularse, y por qué aunque perdía la elección cometió un descarado fraude electoral (en lo que ayudó AMLO), hasta que los militares le sugirieron que renunciara, y una vez habiendo renunciado salió huyendo hacia México.

¿Por qué México hizo hasta lo imposible por sacar a Evo Morales de Bolivia?, que no salió con una mano atrás y otra adelante, sino que los videos muestran los miles de millones de dólares que se llevó en su huida, ¿por qué México aceptó la expulsión de su embajadora en Bolivia con tal de seguir protegiendo a delincuentes asilados, no en su embajada, sino en la residencia de la embajadora, de donde trataron de sacarlos dos diplomáticos españoles acompañados de cuatro paramilitares enmascarados y armados?, ¿por qué tanto interés en proteger al ex ministro de Gobernación Quintana, que sigue refugiado en la residencia oficial del embajador?

El chileno Jorge Errazuriz lo explica así: Al perder Bolivia con la huida de Evo Morales a México, el Pacto de Sao Paulo pierde su principal fuente de financiamiento. “Porque es narcotráfico -dice-, porque Evo Morales es el dirigente de las seis federaciones de cultivadores de coca y productores de cocaína de El Chapare, y cuando esa gente se moviliza e induce a otros ciudadanos bolivianos a movilizarse contra el gobierno de transición, está poniendo dinero que es dinero del narco, hay cantidad de imágenes probando que el dinero con el que se induce a las movilizaciones es pura plata, son recursos… hay un miembro de las FARC alias Camilo que está convaleciendo en una clínica en Santa Cruz, que ha sido capturado por las fuerzas del orden, hay una cantidad de documentación que muestra la presencia cubana-venezolana, este no es un tema entre bolivianos, este es un tema donde el conjunto de estados del castrochavismo, Cuba, Venezuela, Nicaragua está defendiendo el eslabón más sólido que tenían en su cadena del narcotráfico, Bolivia produce con Evo Morales 80 mil hectáreas de coca ilegal y la cocaína consiguiente, y era un territorio abierto con aeropuerto en Chimoré, aeropuerto  construido sólo para eso, con fábrica de urea, y con despacho de cocaína en aviones militares bolivianos, documentado en el libro Espectro del escritor brasileño Leonardo Coutinho y en otros documentos, y eso es lo que han perdido, cuando terminen de perder esa plaza del narcotráfico que se llama Bolivia, el PIB de Cuba va a bajar 20 por ciento, y los recursos internacionales para la conspiración se van a terminar, en eso consiste el secreto de la pelea en Bolivia y el interés que ponen Cuba, Venezuela, México, Nicaragua y los Kirchner que están regresando al poder en la Argentina, están defendiendo su fuente de ingresos ilegales, porque con Evo Morales cae la plaza más importante de producción en la cadena de la coca, la cocaína y los narcoestados”.

¿Y para qué quieren Argentina, Cuba, México y Venezuela esa plata, para que progresen sus pueblos?, claro que no, Evo se llevó lo que pudo, además de los miles de millones de dólares que se le descubrieron en el banco del Vaticano; se acaba de publicar la noticia de que a Diosdado Cabello, el segundo de Nicolás Maduro en Venezuela, le confiscaron 800 millones de dólares en Estados Unidos y expulsaron a su hija; en México, ya sabe usted, los hijos de López Obrador, que nunca en su vida han trabajado, ya son ricos, uno acaba de poner una fábrica de chocolate y otra una de cerveza; Lady Tapo, la Secretaria de Energía Rocío Nahle que era una modesta empleada de Pemex, ya es rica y desprecia e insulta a quienes insisten en la construcción del aeropuerto en Texcoco y no quieren el de Santa Lucía y les dice “pues vete a la Tapo”; de Manuel Bartlett el director de la CFE, a quien se le descubrieron 23 mansiones y la secretaria de la Función Pública Irma Virgilia Eréndira lo exoneró, el exagente de la DEA Héctor Berrellez dice que recibió (Bartlett) 1,200 millones de dólares del Cártel de Guadalajara (hoy del Pacífico, o de Sinaloa).

Y así por el estilo. Cuba producía sólo azúcar y los Castro se dieron cuenta de que así no iban a llegar a ningún lado y menos con el bloqueo de Estados Unidos, ¿qué hicieron? comenzaron a exportar su revolución: a Nicaragua, a Bolivia, a Argentina, a Brasil, a México sólo que aquí se toparon con Díaz Ordaz y se acabó la plática, y lograron establecer gobiernos comunistas, el más antiguo en Nicaragua, el más exitoso en Bolivia por la producción de coca y cocaína, sólo que aquí se hartó la gente de Evo Morales y se les cayó el negocio.

¿Por qué tanto interés en proteger a Evo Morales por parte de México, de España y Argentina?, ya lo explicó Errazuriz. ¿Por qué tanto interés en impedir que el exministro de gobierno de Morales, Juan Ramón Quintana, caiga en manos del gobierno provisional de Bolivia? como para enviar a paramilitares españoles enmascarados y armados a sacarlo de la casa de la embajadora de México? (el plan era que se vistiera como uno de ellos y enmascarado salir de ahí directamente al aeropuerto. Evo apoyó al partido izquierdista Podemos en España), ¿y como para que México admitiera sin chistar la expulsión de su embajadora? Parece estar claro, porque Quintana Sabe demasiado y hablará de los millones de dólares que se le enviaban en cocaína a López Obrador para su campaña durante 18 años en México.

Lo mismo en España que en México, en Venezuela o en Argentina, el socialismo ya no es más que un pretexto, la ideología ya no importa, se trata de hacer negocios, de millones y millones de dólares, de enriquecerse los nuevos redentores que, sin embargo, engañan a la gente, a mucha gente con el cuento de la justicia social y de la igualdad. ¿Y cómo es que hay tantos que se la creen?, bueno, si hay 30 millones de ingenuos en México y otros tantos en Brasil y en Argentina, más los de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, pues por eso regresó el comunismo. La mayoría de esos 30 millones de tontos en México aún no ven el enriquecimiento de los hijos de López Obrador y de todo su equipo, ni lo ven ni lo quieren ver, son una secta, su fe en su presidente es una creencia religiosa, todo lo que Él diga y se robe, aunque sea un delincuente y asesino está bien. Por eso los narcoestados en América Latina, gracias a los millones de imbéciles que están viendo y no ven.

Las puertas del infierno

A propósito de la Navidad (nacimiento) que festejaremos los católicos y cristianos la semana que entra, la empresa Netflix acaba de estrenar una película -como Especial de Navidad-, en la que Jesucristo es un homosexual que sostiene relaciones sexuales con Satanás, la Virgen María una prostituta que tiene relaciones con Dios Padre, y los apóstoles una pandilla de borrachos. La película se llama “La Primera Tentación de Cristo” y fue hecha por el grupo brasileño Porta Dos Fundos, en español Puerta del Fondo.

Este grupo de brasileños maricones que montan obras de teatro para Youtube escogieron bien su nombre, Puerta del Fondo, inspirados seguramente por Satanás que no acepta su derrota después de más de 2,000 años, cuando Jesucristo lo venció en la cruz. Antes de hacerlo, dando respuesta al apóstol Pedro cuando éste a su vez le contestó la pregunta de quién decían los hombres que era el Hijo del Hombre, le dijo Jesús: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”. Las puertas del infierno… La Puerta del Fondo… Lo mismo da, significan lo mismo ambas expresiones.

Desde tiempo inmemorial hay un gran odio contra Dios, que se recrudeció hace poco más de veinte siglos cuando Satanás no pudo hacer caer a Jesucristo, sino por el contrario, Éste lo venció en la cruz, a donde lo condujeron los aliados de aquel, no los romanos, que llenos de odio gritaban ante Pilatos: “¡Crucifícale! ¡Crucifícale!” y “¡Que caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos!”. Y son sus hijos los dueños de Hollywood y de Netflix, y su sangre (de Cristo) sigue cayendo sobre ellos y les molesta, les duele, los atormenta y ésta es su forma de combatirlo.

Siempre ha sido perseguida y combatida la Iglesia por Él fundada, desde los primeros tiempos por parte de los emperadores romanos como Nerón, Domiciano, Marco Aurelio, Diocleciano y otros, hasta que uno de ellos, Constantino se convirtió al cristianismo en el Siglo IV y vino para la Iglesia de Cristo una época de esplendor, incluso durante la edad media hubo reyes que luego serían santos y santos que fueron reyes, como Ludovico que fue más conocido como San Luis Rey de Francia, o como Fernando III de León y de Castilla y varios más; pero en los tiempos recientes han vuelto a brotar los ataques contra la Iglesia con gran fuerza, como si el demonio hubiera despertado más bravo y reinara sobre la tierra en los últimos años.

Desde los movimientos feministas y abortistas que atacan los templos, que los pintarrajean, les prenden fuego y se cagan literalmente en las iglesias (lo han hecho en Argentina, en Francia y en otros países, los mexicanos no lo han permitido aquí), hasta la recientemente inventada Ideología de Género que pretende que se casen hombre con hombre y mujer con mujer y que adopten niños para pervertirlos, cada día vemos algún ataque nuevo a la Iglesia Católica y a las iglesias evangélicas, aunque éstas en México están más interesadas en servirle al César López para vivir del presupuesto.

Los movimientos homosexuales, que quieren convertir en jotos y lesbianas a todos los niños y adolescentes de la tierra, apoyados por gobiernos y financiados por millonarios judíos como el húngaro George Soros cuya fortuna, acumulada a base de especular, la ha dedicado a combatir a la Iglesia Católica a la que ha jurado destruir, han logrado avances notables. Lograron hacerse del gobierno de la Ciudad de México, por ejemplo, y su partido Morena pretende ahora que por ley cada niño o adolescente decida si quiere ser hombre o mujer (sin que intervengan para nada los padres) y que las operaciones para un cambio de sexo sean gratuitas, es decir, pagadas con nuestros impuestos.

Esa es una forma de atacar a la Iglesia Católica. Con el Islam no se meten (y mire que en Irán, por ejemplo, cuelgan a los maricones), y la otra es mediante supuestas expresiones artísticas como pinturas, esculturas y el cine. Así como un pintor joto pintó a Emiliano Zapata como miembro de su gremio, otro pintó a la Virgen María como si fuera Marilyn Monroe con el vestido levantado y enseñando las piernas y muslos; otro hizo una escultura llamada Sincretismo mezclando a la Virgen de Guadalupe con una diosa prehispánica rodeada de calaveras y serpientes, y otros más hacen una película en la que Jesucristo es homosexual, la Virgen una prostituta y los apóstoles una bola de borrachos.

Apenas se estrenó hace unos días “La Primera Tentación de Cristo” y ya hay más de dos millones de personas exigiendo que sea sacada de la circulación. Sin embargo Netflix no dice nada, mientras siga ganando dinero con los incautos, seguirá combatiendo a Dios y a su Iglesia. En mi opinión, la mejor manera de protestar es cancelando la suscripción a Netflix, yo ya lo hice, no voy a seguir apoyando esta cruzada apocalíptica de Satanás contra mis creencias religiosas.

Aunque haya esperanzas de que no pasarán. Aunque parezca no haberlas esto es lo que dice San Mateo: “Llegado Jesús a la región de Cesárea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?» Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas». Él les dijo: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?» Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo». Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”.

Feliz Navidad a todos nuestros lectores y lectoras, que Dios los bendiga y que el próximo año sea mejor, o que nos vaya menos peor de como nos ha ido durante el 2019 en México. (El sábado 28 de diciembre no circula el periódico 7 días, nos leemos el 4 de enero).

Otra vez el comunismo

El comunismo es un sistema político basado en la doctrina del mismo nombre, que propone la desaparición de la propiedad privada, que no haya diferencia de clases y que los medios de producción estén en manos del Estado. Sus gobiernos dominaron la mitad del mundo o más por más de medio siglo, causaron la muerte de millones de personas (más que el nazismo), empobrecieron y esclavizaron a muchos millones más. El sistema fracasó estrepitosamente hace 30 años, a finales del siglo pasado, y sin embargo regresa y la historia se repite. Un gobernante comunista huye de su país, se refugia en otro que está en vías de serlo, de éste viaja a uno de los dos únicos países que quedaban con añejas dictaduras, y de ahí se va a otro donde acaba de tomar posesión un nuevo gobierno con esas ideas. Tiene a donde ir…

Si Evo Morales no se sintiera a gusto en Argentina con los Fernández, como no se sintió a gusto en México porque notó que había mucha oposición a los planes comunistas de su gobierno (que aún no logra establecer la dictadura), aún le quedan Venezuela y Nicaragua donde será bienvenido por los dictadores Nicolás Maduro y Daniel Ortega. Es posible que le pase en Argentina lo mismo que en México, porque allá también hay mucha oposición al sistema. No sé cómo volvieron al poder los comunistas después de que ya los padecieron por décadas, apenas se habían librado de ellos. Quizás por lo mismo que están regresando en otros países, porque la historia se repite, porque la mayoría la desconoce y cuando se desconoce la historia se está condenado a repetirla.

¿Por qué fracasó el comunismo en todo el mundo? Cuba y Corea del Norte quedaron como reliquias, porque las familias que llegaron al poder tras sendas revoluciones estaban -están- integradas por personajes muy inteligentes y crueles, los Castro y los Kim que no han permitido la más mínima de las libertades. Fracasaron por una sencilla razón, porque esa ideología se opone a la naturaleza humana. Una de las primeras palabras que aprende a decir un niño pequeño, un bebé, es “mío”, lo dice de un juguete, de un dulce, de lo que sea que considere suyo, y si Karl Marx y Fredrich Engels, los creadores del comunismo moderno (porque hubo muchos antecedentes, desde el comunismo primitivo y el comunismo cristiano, pasando por la Utopía de Tomás Moro y otra serie de corrientes y denominaciones) pretenden que nada sea de nadie, que todo sea de todos, que no exista la propiedad privada, y pues eso choca con la naturaleza humana que desde la edad más temprana aprende a decir “mío”.

Pretendían también que no hubiera diferencia de clases. No que todos fuéramos ricos, sino que todos fuéramos pobres, que el único dueño de los medios de producción fuera el Estado y que éste le diera de cada quien según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades, o sea que el que sea muy trabajador, emprendedor y esforzado (sus capacidades) le dé al que sea flojo, mediocre y conformista, porque necesita casa, comida y sustento (sus necesidades), lo que choca también con la naturaleza humana, si yo me esfuerzo y trabajo como burro, con dos o tres empleos a la vez para ganar más y progresar, ¿por qué voy a mantener a un holgazán, vago y a veces vicioso, que le gusta vivir a costa de los demás? En pocas palabras, la diferencia de clases es inevitable, ¿si no hubiera pobres quién trabajaría, y si no hubiera ricos quién nos pagaría?

Es verdad que el capitalismo (la contraparte del comunismo) es explotador y genera injusticia, pero a cambio le concede al individuo libertades y la posibilidad de progresar y salir de su pobreza, puede progresar de tal manera si se esfuerza, que puede llegar a tener su propio capital, su empresa y empleados. El capital nació, dice la tesis comunista, cuando comenzó a haber excedentes. Cuando el hombre (el ser humano) se dedicaba a la recolección, a la caza y a la pesca, se podía que todo fuera para todos, apenas alcanzaba; pero cuando empezó a haber excedentes alguien los acaparó y nacieron el capital y el capitalista, al que hay que combatir, si no debe haber diferencia de clases, hay que promover la lucha de clases, los pobres contra los ricos, el pueblo bueno contra los explotadores, los socialistas contra los conservadores, los chairos contra los fifís. ¿Le suena?

Yo no le veo nada de malo a que haya excedentes, y si usted trabaja y se esfuerza, tampoco le verá nada de malo sino al contrario, considerará justo que esos excedentes le pertenezcan. Si yo me parto el lomo trabajando de sol a sol los seis o los siete días de la semana, y después de reunir lo necesario para que mi familia coma, beba, calce, vista, se eduque, tenga un techo y hasta un carrito para trasladarse, me sobra un dinerito (el excedente) para irme tres o cuatro días a la playa y hospedarme en un hotel todo incluido para comer y beber lo que se me pegue la gana, ¿cuál es el problema? Lo malo no es el capital, sino la explotación del trabajador por parte del capitalista, pero para eso está el Estado, para proteger a los más débiles, para eso se hicieron las leyes, para moderar la indigencia y la opulencia, para colocar la vela en su punto exacto, ni tan cerca que queme al santo, ni tan lejos que no lo alumbre.

Por eso fracasó el comunismo, ayudado, claro (a fracasar) por líderes como el fundador del Sindicato Solidaridad en Polonia Lech Walesa y como el Papa Juan Pablo II, que lo combatieron hasta que cayó el muro de Berlín en 1989 y hasta que renunció Gorbachov como líder de la Unión Soviética en 1991 para ponerle fin a la era comunista; y lo hizo, dijo, por principios, porque consideró que la ideología comunista no funcionaba, que el pueblo necesitaba libertad y ser dueño cada quien de sí mismo y del producto de su trabajo, punto.

Y se desintegró el imperio comunista. Quedaron Cuba, Corea del Norte y China, pero ésta abandonó pronto la economía socialista y se convirtió en la potencia económica que es hoy por hoy, con su economía de mercado y sus exportaciones a todo el mundo, tanto que está poniendo en aprietos a Estados Unidos, el líder del imperio capitalista. ¿Cuántas personas fueron asesinadas por los gobiernos comunistas?, más de 100 millones, tan sólo en China murieron 82 millones y en la URSS hubo más de 21 millones de muertos. ¿Y empobrecidos y esclavizados?, muchos millones más.

Y sin embargo el comunismo está de regreso. En Nicaragua mediante una revolución; y por la vía electoral (fraudulenta a veces) en Venezuela, en Argentina (el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra), en Bolivia donde se acaban de liberar de Evo Morales, y en México donde López Obrador se esfuerza en implantarlo. Hay disturbios y una fuerte turbulencia social en Chile y en Colombia, obra también del Foro de Sao Paulo, creación de Fidel Castro, que fue sin duda un líder carismático y muy inteligente. Brasil, donde se formó dicho grupo, acaba de salir del socialismo y se fue al otro extremo con Jair Bolsonaro. Uruguay también acaba de cambiar un gobierno de izquierda por uno de derecha.

La historia sólo da vueltas, se repite una y otra vez, el hombre no aprende de su pasado. En México llevamos cuatro revoluciones, la de la Independencia; por la Reforma; contra Porfirio Díaz, y aquella de los Cristeros contra el gobierno de Calles que intentó acabar con la Iglesia Católica e imponer la educación comunista en las escuelas y no pudo. ¿Vamos por la quinta? Digo, porque Evo Morales salió por piernas…

Narcoterrorismo

No se alarmen ni se alegren, no van a invadir los gringos a México. No por ahora, no pronto, a menos que López Obrador los siga provocando, a menos que insista en seguir protegiendo a sus amigos narcotraficantes (que tratará, porque es parte de su negocio como Presidente), pero si se sigue haciendo pato y no captura a ningún capo, y por el contrario los hace ministros de su gabinete, podría llegar el momento en que los gringos no lo toleren más y nos manden a sus tropas. Que no sería la primera vez, pero por lo pronto no se trata de eso.

Primero, hace falta que Donald Trump -que está igual de loco que López Obrador- cumpla su advertencia de designar a los cárteles de la droga como terroristas, recuérdese que anda en campaña y que en campaña lo que sobran son promesas; y segundo, faltaría que López Obrador no se asustara y no hiciera nada para evitar las represalias. Pero ya vimos que es un cobarde y que a la primera insinuación de que nos impondrían aranceles le dio un giro de 180 grados a su política migratoria, y de estar protegiendo y alentando la migración de centroamericanos hacia Estados Unidos, pasó a reprimirlos y a deportarlos a sus países de origen, ya no son queridos y apapachados como lo eran en México, ahora son apestados y repudiados porque esos son los deseos de Donald Trump, ese es el muro que éste aseguró que México tendría que pagar, es un muro de soldados que ahora se llaman la Guardia Nacional en la frontera sur, para que no avancen hacia el país del norte.

¿Qué significa pues que el Departamento de Estado de Estados Unidos designe a los cárteles del narcotráfico como grupos terroristas? Significa, en primer lugar que ya no serán el FBI ni la DEA los encargados de perseguirlos, sino que esta función la hará el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, es decir las Fuerzas Armadas, o sea el Pentágono, los soldados y marines gringos, que estarán autorizados a ingresar a cualquier país, con autorización o sin autorización del gobierno de ese país, en busca de un terrorista (un capo de la droga en este caso), para capturarlo vivo o muerto, como hicieron en Pakistán donde mataron al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden en 2011, o en Libia donde la OTAN colaboró para perseguir hasta dar muerte al dictador Muamar el Gadafi; o como ocurrió hace apenas un mes cuando fuerzas estadounidenses localizaron y acorralaron al líder del Estado Islámico (ISIS) Abubaker al Bagdadi en Siria, donde Él mismo hizo detonar un chaleco lleno de explosivos que portaba, en el interior de una cueva donde se encontraba.

Si declaran a las mafias mexicanas de la droga como organizaciones terroristas, y el presidente Andrés Manuel López Obrador no hace nada por aplacar la furia de Donald Trump, el primero por el que vendrían los soldados y marines gringos será por el secretario de Seguridad Pública Alfonso Durazo, que está metido hasta el cuello con el narcotráfico, su hijo estudió la primaria junto con Ovidio Guzmán, hijo del Chapo Guzmán, y fue el que ordenó que lo liberaran en Culiacán después de que los soldados lo habían capturado; podrían venir también por Manuel Bartlett, quien está acusado en Estados Unidos de haber participado en el asesinato de Enrique Camarena, agente de la DEA; y vendrían por supuesto por alguno o varios de los hijos del Chapo Guzmán (Ovidio tiene una orden de aprehensión en Estados Unidos), por Nemesio Oseguera “El Mencho”, líder del CJNG, o por quien encabece la Tropa del Infierno del Cartel del Noreste… Tienen mucho a qué venir.

La idea de designar a los cárteles de la droga como terroristas, ya la tenía Trump desde principios de año, incluso en marzo se empezó a cabildear en ese sentido cuando dos diputados presentaron una iniciativa al respecto en el Congreso, pero fue hasta muy recientemente que tres acontecimientos orillaron al presidente de Estados Unidos a decidirse por esta medida: 1.- La liberación de Ovidio Guzmán, que fue capturado en Culiacán porque había una orden de aprehensión provisional con fines de extradición, y pocas horas después fue dejado en libertad por órdenes de Alfonso Durazo; 2.- La masacre de mujeres y niños de la familia Le Barón en los límites de Chihuahua y Sonora, que son mexicanos pero al mismo tiempo son ciudadanos americanos y Estados Unidos protege a sus ciudadanos en cualquier parte del mundo; y 3.- Para rematar López Obrador le ofrece asilo político al principal narcotraficante de Bolivia, el narco dictador Evo Morales, que era presidente pero renunció presionado por el Ejército, que no le dio un golpe de estado, solamente le advirtió que le iba a partir la madre y salió huyendo, México mandó un avión militar para rescatarlo, les costó trabajo, porque los países vecinos no quisieron cooperar, pero finalmente un narcotraficante le salvó la vida a otro narcotraficante. Archivaldo Guzmán, hijo mayor del Chapo Guzmán, estudió en Bolivia protegido por Evo Morales, al que se le descubrieron ya cuentas por 470 millones de euros en el Banco del Vaticano, así que también hay motivos para encerrarlo en una prisión norteamericana.

¿Van a venir los soldados y marines gringos por esas personas mencionadas? No necesariamente, así como ocurrió con las oleadas de migrantes que tanto molestaban a Trump, y que bastó con una amenaza de imponerles aranceles a los productos mexicanos, para que el gobierno de López modificara radicalmente su política migratoria y empezara a rechazar violentamente a los migrantes, lo mismo podría ocurrir con esta amenaza de designar terroristas a los narcos. Antes incluso de que se les designe como terroristas, es probable que López Obrador comience a tomar algunas medidas. Podría, por ejemplo, renunciar Alfonso Durazo y desaparecer, podría renunciar Manuel Bartlett a la dirección de la CFE como una muestra (una ofrenda) de buena voluntad hacia los gringos, se podría localizar y detener al Mencho, aunque no está fácil (el gobierno tiene ahora 13 días para decidir la extradición de su hijo, el Menchito, a Estados Unidos, que lo solicitó hace tiempo); podría sacrificar López Obrador a alguno de los Chapitos o al Mayo Zambada, podría arrasar con la Tropa del Infierno del Cartel del Noreste, podría incluso pedirle a Evo Morales que se vaya a otro país. Algo, no sé, pero algo va a tener que hacer para evitar que vengan los soldados y marines de Estados Unidos. Por lo menos no como tropas, igual viene algún grupo para llevarse a alguien, a lo que se le llamará “cooperación” (cooperación que le ofreció Trump a AMLO hace unos días, pero éste la rechazó), ahora será López quien la solicite). Pero no habrá una invasión, así que no se alarmen los Testículos de Pejehová, ni se alegren sus opositores los conservadores, fifís, neoliberales, golpistas y los mil nombres que les ha puesto López Obrador, lo único que no les ha dicho es terroristas.

Así que no pasa nada. Va a haber reacciones obligadas de parte del gobierno de la 4-T, pero de ahí no va a pasar. A menos, claro está, que ocurra alguna catástrofe mayor, y López Obrador es experto en provocarlas. Ya se le ocurrirá algo peor….

Aguiar Retes cobarde y sumiso

Así llamó el padre Hugo Valdemar -por 15 años director de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México- al cardenal y arzobispo primado de México Carlos Aguiar Retes. No lo mencionó por su nombre, pero dijo “las autoridades eclesiásticas que se mostraron cobardes y sumisas”, y la máxima autoridad eclesiástica en México es el cardenal Carlos Aguiar Retes.

Pero vamos por partes. Le comento primero que en Nicaragua hay una feroz persecución religiosa por parte del gobierno comunista de Daniel Ortega. Muy probablemente ya ha visto usted algunos videos en los que policías y soldados no dejan entrar a los católicos a sus templos, en los que el gobierno mantiene secuestrados a ministros de la iglesia católica y no les permite ni comer…

Esta represión y persecución es reciente, ¿por qué? no lo sé, pero me imagino que al ver los videos en los que soldados bolivianos aparecen de rodillas, en las calles, rezando, pidiéndole a Dios por su patria, y a militares de alto rango declarando que consagran a su país, Bolivia, a Cristo Rey como su máximo comandante en Jefe, supongo -repito- que Daniel Ortega, que no es tonto, sospecha que fue la Iglesia, o las Iglesias las que sacaron a Evo Morales del poder y está poniendo sus barbas a remojar. Se está adelantando y tratando de anular a la Iglesia Católica, por eso la persecución.

Ahora, esto va a pasar también en México, lo de la persecución religiosa contra la Iglesia Católica (contra las iglesias evangélicas no, porque ya están al servicio de López Obrador, sus ministros están en la nómina y sus seguidores andan repartiendo la Cartilla Moral del presidente. Y va a pasar -todo parece indicar- con la complacencia de la jerarquía eclesiástica encabezada por Aguiar Retes, porque a ellos, a los jerarcas, no les va a pasar nada, ellos seguirán disfrutando de todos sus privilegios y comodidades, aquí o en algún país extranjero, los que van a pagar el pato son los simples sacerdotes o párrocos de cada comunidad. Justamente como entre los años de 1926 a 1929.

¿Por qué creo que esto va a pasar? En primer lugar, porque a finales del siglo pasado, 1998-1999 la Iglesia católica en México estuvo muy activa promoviendo el voto en contra del PRI y a favor del PAN, en todas sus comunidades de base los ministros religiosos les decían a los integrantes que había que sacar al PRI de Los Pinos, y en público, en misa, como no podían legalmente aconsejar por cuál partido votar, deslizaban que en las siguientes elecciones había que pensar en “el bien común” que era el slogan del PAN, no hacía falta decir más. Y lo lograron, lo logró la Iglesia Católica, sacó al PRI del poder y entronizó a Vicente Fox.

Y ahora en cambio, cuando se supone la Iglesia Católica está tan agraviada por el partido Morena, ¿recuerda usted los videos durante la campaña de López Obrador, en uno de los cuales una pareja se acercaba a comulgar al pie del altar y luego ahí mismo se ponían a bailar junto con el sacerdote?, que por supuesto era un actor, pero el templo era real, auténtico, fue una verdadera profanación, una burla, un sacrilegio, y eso fue sólo en uno de los videos; ¿recuerda también que la judía sionista Claudia Sheimbaun mandó destruir un templo en la Ciudad de México cuando era sólo jefa de una delegación…?

Bueno pues con todo y estos agravios, los obispos, arzobispos y cardenales (con excepción de Juan Sandoval Iñiguez que ya no ejerce como tal) de México, no dicen ni pío contra lo que está haciendo el gobierno de López Obrador. Una fuente cercana a la Arquidiócesis de Guadalajara me confió que ya el gobierno federal mandó hacer un inventario de todos los objetos sagrados (cálices, copones, patenas, etc. que hay en los templos de todo el país, porque todo eso, dice, es propiedad de la nación. Para empezar…

¿Qué les pasa a los jerarcas de la Iglesia Católica en México?, a los obispos y arzobispos, ¿son masones y son ésas las instrucciones que tienen de su logia?, ¿son las órdenes que tienen de Jorge Mario Bergoglio, quien ejerce como Papa con el nombre de Francisco, pero que está haciendo todo lo posible por destruir a la Iglesia? En días pasados Bergoglio organizó un sínodo llamado Amazónico, en el que prácticamente se le rindió culto a Satanás en las instalaciones del Vaticano, al adorar a una deidad indígena llamada Pachamama o la Madre Tierra. Y como esa han sido varias las señales que ha dado Bergoglio de que es un servidor del enemigo y no un defensor de la Iglesia que se supone encabeza. ¿O qué otra cosa explica este comportamiento de la Jerarquía Católica?, la secta de los andresianos llama Prensa Vendida a los medios de comunicación, ¿Iglesia Vendida? pregunto yo por mi parte.

Pero algo pasa. La Jerarquía Católica, agraviada su Iglesia por el partido Morena, no mueve un dedo para enfrentar a la dictadura de Andrés Manuel López Obrador, como sí lo hizo en cambio para sacar al PRI de Los Pinos. Le espera a sus ministros y fieles creyentes lo mismo que les está pasando en Nicaragua.

Para concluir, el padre Hugo Valdemar dijo lo que dijo días antes de la marcha feminista proabortista que tendrá lugar hoy en la Ciudad de México. Algunas de sus palabras fueron:

“así como en septiembre, (que) se convoque a los católicos a defender nuestra fe y nuestros templos”. “Los católicos no somos cobardes ni traidores a Jesús”. “Estamos dispuestos a derramar nuestra sangre como nuestros valientes cristeros que dieron su vida al grito de ¡Viva Cristo Rey!”.

Los violentos grupos feministas -dijo- “están pidiendo impunidad. Es decir, que no haya seguridad para que puedan libremente vandalizar, quemar y profanar templos y catedrales como lo han hecho en Argentina y Chile”. Y es que para hoy, 25 de noviembre, mujeres agrupadasen la plataforma “Terremoto feminista” anunciaron una manifestación. La marcha iniciará a las 5:00 pm y tendrá como inicio el Ángel de la Independencia y finalizará en el Zócalo.

Y la Iglesia católica, en lugar de prepararse y tomar medidas preventivas contra el vandalismo, rechazó invitar a defender los templos del centro histórico, y manifestó su respeto irrestricto a quienes piensan diferente. En un comunicado publicado en el sitio web Desde la Fe, la Arquidiócesis Primada de México se deslindó de las “supuestas invitaciones para defender los templos ante posibles agresiones de las que serán víctimas en próximas manifestaciones”. “Les informamos que de parte de la Iglesia Arquidiocesana no existe proyecto para convocar a campaña alguna que secunde el enfrentamiento”.

¿Pues de qué lado está Aguiar Retes, del de la Iglesia Católica?, o del lado de las feministas y abortistas que la atacan y la quieren incendiar? Durante la marcha el 28 de septiembre las manifestantes quemaron madera y cartón a la entrada de la Catedral, frente al Zócalo.

“Pero si aquí la autoridad es omisa -dijo el Padre Valdemar- los jóvenes católicos están listos para defender la fe y la santidad de nuestros templos, más allá de las garantías de seguridad que debe brindar la autoridad civil, o de la aprobación de las autoridades eclesiásticas que la vez pasada se mostraron cobardes y sumisas”. Ahí le hablan Señor Cardenal.

Y en cuanto a su silencio cómplice ante López Obrador, después de su guerra santa hace 20 años contra el PRI y a favor del PAN, ojalá alguien pudiera explicarnos la causa. Sabemos que hay muchos obispos de buena fe, que ven venir lo que ya tenemos encima -una dictadura comunista- y que estarían dispuestos a orientar a sus sacerdotes y estos a su feligresía acerca de cómo se puede enfrentar a la tiranía. Quiera Dios iluminarlos y que más de alguno lo haga.

¿Y el turismo en Tepa?

Tengo otras cosas que decir, pero no puedo dejar de decir también ésta, porque temo, mucho me temo, que López Obrador va a hacer algo, a tomar una medida que no se ha atrevido a tomar aún, que nos va a perjudicar mucho, muchísimo, a millones de mexicanos, tanto que a mí en lo personal me va a dejar sin comer. Por eso considero indispensable seguir advirtiendo lo que se nos viene, lo que ya se nos vino encima y que parece inevitable.

¿Qué piensa usted cuando el Presidente de la República dice cosas como que el Papa y el Rey de España deben pedirle perdón; como cuando dice que Hernán Cortés cometió el primer fraude (electoral se supone) en México, o cuando dice que la segunda esposa de don Porfirio Díaz, Carmelita Romero Rubio se casó con Benito Juárez? ¿Qué reacción le provocan a usted estas incoherencias? ¿Le da risa?, ¿le da coraje?, ¿le da lástima?

Al principio a mí me daban risa, pensé que se trataba de su locura a veces, de su ignorancia en otras; después me causaba lástima el pobre viejito, “que ya no sabe ni lo que dice” pensaba yo. Hoy ya no, sé que no está loco y que sí sabe lo que dice, ya no me causa risa ni lástima. Lo que dice lo dice deliberadamente para provocar que lo critiquen en las redes sociales, mientras Él hace lo que tiene que hacer con miras a su reelección y a su dictadura.

Es decir, quiere que los inconformes, que cada vez son más, se ocupen de lo que está diciendo y no de lo que está haciendo. Ya controla al Poder Legislativo que aprueba todo lo que él ordene (esto desde que ganó Morena la mayoría en las Cámaras de Diputados y Senadores), ya se adueñó del Poder Judicial que era la única esperanza que les quedaba a los hombres y mujeres libres de México para que frenara la destrucción del país.

Para declarar que algo es inconstitucional (como la Ley Bonilla en Baja California) se requiere del voto de ocho ministros de la Suprema Corte integrada por once, de los cuales dos obedecen a López Obrador, Juan Luis González Alcántara y Yasmín Esquivel Mossa porque Él los puso ahí; va a meter a un tercero, o tercera tras la renuncia del ministro Medina Mora; más el ministro presidente de la Corte Arturo Saldívar que también obedece al Presidente de la República, tendrá cuatro ministros que harán lo que Él diga. De los 11 pues quedan 7, no alcanzan los votos de siete para declarar que algo es inconstitucional, como su reelección.

Ya se apoderó también de los organismos autónomos, a algunos los desapareció y en otros puso a incondicionales, el más reciente la CNDH cuya nueva presidenta fue aprobada por el Senado mediante un fraude. Y ahí está ya un ejemplo de que ningún recurso legal procederá en contra de los intereses de AMLO, la elección de Rosario Piedra al frente de la CNDH fue impugnada por ser producto de un fraude, y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dijo simplemente que no procede y punto. Ahí la quiere el Presidente de la República y ahí se queda.

Sigue el Instituto Nacional Electoral (INE) que también le estorba a AMLO, le sirvió en las elecciones del 2018 cuando ganó, pero ya no le sirve. El diputado Pablo Gómez, de Morena, dio a conocer que en el presupuesto del 2020 el INE recibirá mil millones de pesos menos. Para los partidos políticos habrá más dinero, para el organismo electoral menos. ¿Cuál organismo oficial queda que le haga contrapeso a la voluntad del Dictador? Ninguno. Hay empresarios, medios, ciudadanos en las Redes Sociales que están en contra de lo que está haciendo López Obrador, pero éste los distrae casando a la mujer de Porfirio Díaz con Benito Juárez.

Creo que por la vía institucional ya no hay nada que hacer. Puede López Obrador escamotearles el dinero a los campesinos y regalarle 100 millones de dólares a países de Centroamérica, puede no comprar medicamentos ni vacunas y regalarles el dinero a la CNTE y a los normalistas, puede hacer lo que quiera, no hay nadie que se lo impida. Ya comenzó a construir el aeropuerto de Santa Lucía a pesar de que hay 140 amparos, algunos ya resueltos con suspensiones definitivas, pero Él sabe que en su Corte sus Ministros los van a echar abajo.

Institucionalmente me parece que ya no hay nada que hacer, López Obrador lo controla todo. Lo único que quedaría sería la presión social, física y fuerte, las marchas de protesta se las pasa por el arco del triunfo, no lo hacen rectificar nada. Quizás un paro nacional del transporte bloqueando por días todas las entradas a la Ciudad de México; quizás un paro nacional general, tal vez eso lo hiciera reflexionar y por un momento reconocer que una buena parte del pueblo mexicano está en su contra, quizás…

¿Y el turismo en Tepa?

Le dije que tenía otras cosas que decir (una relacionada con la otra), la primera es que hay dependencias municipales que hacen bien su trabajo, otras que lo hacen mal, y unas más que simplemente no lo hacen. Una de estas es la Dirección de Turismo, yo no veo ninguna promoción para que vengan turistas a Tepatitlán, sé que llevan a personas de Tepatitlán a pasear a otros lugares, especialmente a destinos turísticos como Puerto Vallarta, pero no sé que atraigan a nadie a Tepatitlán. O sea que aquí la Dirección de Turismo funciona al revés, llevando a tepatitlenses a gastar a otros lugares, en lugar de traer a turistas para que gasten aquí.

Y cuesta la Dirección de Turismo a cargo de Claudia Navarro de Loza, aparte de su sueldo y el de su personal, el ayuntamiento tiene que pagar la renta de una dizque Casa de las Artesanías, en la que además la Dirección les cobra a los artesanos que exponen ahí sus trabajos que tienen en venta, son siete u ocho artesanos los que le tienen que pagar a la jefa una renta por su puesto, de lo que obtiene ésta por lo menos otro 15,000 pesos mensuales (además de su sueldo) que no reporta a la Tesorería.

¿A qué se atiene Claudia Navarro? ¿Qué rey la ampara que puede no hacer lo que debe (promover el turismo) y hacer lo que no debe? La señora Nena de Anda no creo, aunque se pudiera pensar lo contrario porque Claudia era su cuñada pero ya no lo es, ¿la seguirá protegiendo? No quiero pensar eso de la Primera Autoridad pero todo es posible, en la primera oportunidad le preguntaremos si Claudia Navarro de Loza sigue siendo su protegida, porque esto es corrupción.

El Camino de los Mártires

Una buena iniciativa, no sé de quién, creo que de la Arquidiócesis de Guadalajara y en la que tiene algo que ver también el gobierno del Estado ya que se trata de impulsare el turismo religioso, es la de iniciar un recorrido por el Camino de los Mártires, que empezaría en San Juan de los Lagos y terminaría en el Santuario de los Mártires en Tlaquepaque. Un punto importante de dicho recorrido sería Tepatitlán, donde ya existe un tramo de dicho camino que va de la cabecera municipal a San José de Bazarte.

En el norte de España y parte de Francia existe algo parecido que se llama El Camino de Santiago, aunque se trata no precisamente de un camino, sino de una serie de rutas de peregrinación cristiana que se dirigen a la tumba de Santiago el Mayor (uno de los primeros apóstoles de Jesucristo y el primero en morir martirizado), situada en la catedral de Santiago de Compostela, en Galicia. Dicho peregrinar es mundialmente famoso y acuden a recorrer esos caminos personas de todas partes del mundo.

Por eso me parece interesante que se pretenda hacer algo parecido en Los Altos de Jalisco, organizando el Camino de los Mártires, que originalmente se pretende se haga en once días, aunque ésta la primera vez serían sólo 9 días. Tepatitlán será sin duda un punto importante de dicho recorrido que se hará cada año, pues aquí tenemos a San Tranquilino Ubiarco, Anacleto González Flores y a Miguel Gómez Loza aunque éste era de Paredones. Me parece que el Ayuntamiento local debería sumarse a esa iniciativa, que con el tiempo puede representar un buen de turismo religioso para la ciudad.

(Ahí encárguenselo a Claudia Navarro. No, es broma).

Demasiado odio

Cuánto daño le han hecho a México los partidos políticos. Empezando por el PRI, siguiendo por el PAN y actualmente el que ha reunido a lo peor de ambos: Morena, en el que están los más corruptos y ladrones del tricolor, y los más hipócritas de la ultraderecha del Yunque que militaban en el blanquiazul.

Claro, pasando por el PRD, por Movimiento Ciudadano (antes Convergencia Democrática) y por todos los partiditos satélites de los grandes, que son auténticos negocios familiares para saquear a la nación, como el llamado Verde Ecologista que de ecologista sólo puede presumir el haber dado muerte a todos los animales que presentaban en los circos; el del Trabajo que fue creado por Raúl Salinas de Gortari, hermano mayor del orejón; el de los hermanos protestantes llamado PES, el de la maestra Gordillo, PANAL, y tantos otros que sólo han servido para hacer negocios millonarios por parte de sus dueños, aliándose al que más conviene en cada ocasión.

Y digo que han causado tanto daño porque a través del tiempo la gente se ha fanatizado (cada quien por su partido) y ahora todo lo ven desde esa óptica y de todo le echan la culpa al partido contrario, especialmente si está en el poder (los que están fuera), y a los de oposición el que está en el poder. De todo, de lo que sea, si algo no le sale bien al que está gobernando, la culpa la tienen los que gobernaron antes; si ocurre algo, alguna desgracia o tragedia, la culpa la tiene (para los opositores) el que esté gobernando.

Y en medio de esta animadversión, natural ya entre la ciudadanía de nuestro país, mucha gente muestra su ignorancia absoluta acerca del tema que se está tratando, o su ignorancia total acerca de lo que sea, lo que importa y urge es criticar, echarle la bronca y la culpa a quien sea, siempre y cuando no se trate de su partido. Un ejemplo: en días pasados se informó del hallazgo de seis cadáveres en un camino cerca de El Ocotillo en el municipio de Zapotlanejo (en Jalisco). Hubo muchos comentarios al pie de la nota como era de esperarse, pero el que más llamó mi atención fue el de una mujer de Tepatitlán (Jalisco) diciendo que la culpa la tenía el gobierno de la señora María Elena de Anda (de MC) porque no hace nada contra la inseguridad.

Alguien trató de explicarle en otro comentario que los seis cuerpos de los ejecutados habían sido encontrados en otro municipio, que nada tenía que ver Tepatitlán ni mucho menos su gobierno con lo ocurrido. La señora preguntó entonces que dónde quedaba El Ocotillo, le explicaron que en el municipio de Zapotlanejo, en los límites con el de Tonalá. Quizás lo entendió la señora ignorante, pero nunca se disculpó con el gobierno municipal de Tepatitlán, porque su intención era aporrear a un gobierno emanado de Movimiento Ciudadano. No sé si la señora sería priista, panista o morenista, lo que sí sé -porque me consta- es que se trata de una mujer ignorante, que no tiene idea de nada y que odia al actual gobierno municipal de Tepatitlán porque no es de su partido.

Sobre esa noticia mi comentario fue: “La masacre del día” y a éste alguien llamado Manuel Orozco respondió: “es en Jalisco reclamale a Alfaro Tu gobernador que no hace nada en cuestión de seguridad ya deja de criticar a mi presidente AMLO FUE EN JALISCO EN JALISCO EN JALISCO el gobernador ALFARO ALFARO de movimiento ensuciado”. Esta persona evidentemente sí es morenista y seguidor, defensor de López Obrador, y su comentario refleja la molestia porque algunos, no pocos, pensamos que la violencia actual (el triple de asesinatos que en el primer año del gobierno de Calderón) es responsabilidad del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, quien prometió que ésta desaparecería a partir del 1 de diciembre de 2018 en cuanto Él asumiera el poder. 

Se nota la molestia, la animadversión contra el partido que gobierna el Estado, igual que en el caso de la señora ignorante que culpó al gobierno de Tepatitlán; si gobernara Morena en Jalisco y en Tepatitlán nada habrían dicho estas dos personas, no habrían tenido a quién culpar. Se nota su enojo, su odio, contra cualquier partido que no sea Morena,

o que no sea aliado de Morena. Y Eso es preocupante.

Si ya de por sí la mayoría de los mexicanos se habían fanatizado en favor de alguno de los partidos políticos preponderantes (PRI, PAN, PRD), ahora la cosa está peor, la división y feroz animadversión es sólo entre dos bandos, los seguidores y los opositores de López Obrador. Y no pocos de esos seguidores y opositores están llenos de odio y dispuestos a matarse entre sí.

En días pasados el líder de un colectivo llamado Congreso Nacional Ciudadano, Gilberto Lozano, acudió a la comandancia de la 7ma Zona Militar para entregar un oficio en el que se pide a los militares que su lealtad sea con el pueblo de México, ya que considera “necesario tumbar al ganso”, lo que se interpretó como invitarlos a dar un golpe de estado. Obviamente los tuiteros llamados amlovers o seguidores de López Obrador, se le echaron encima. (A mí me pareció desafortunada esa iniciativa del señor Gilberto Lozano, yo advierto del peligro de un posible golpe de estado si se sigue humillando y molestando a los militares, pero no lo aliento).

La reacción que más llamó la atención, fue la de otro ciudadano que se mostró mucho más enojado que Lozano, pero éste en defensa de López Obrador. Apareció en un video, bravísimo, dijo que estaba dispuesto a matar al dirigente del Congreso Nacional Ciudadano y a sus 13 integrantes, que tenía suficientes armas para llevarlo a cabo, que lo intentaran, que intentaran siquiera dar un golpe de estado para que supieran lo que es enfrentar la ira de quienes apoyan al Presidente.

Esto habla de un gran riesgo. Habla de la posibilidad de un enfrentamiento, con derramamiento de sangre, entre opositores al régimen de López Obrador y sus seguidores. Y para mí el principal responsable de este posible enfrentamiento es Andrés Manuel López Obrador, quien cada mañana, todos los días, un día sí y otro también, arremete contra sus opositores, todos los días, en cada conferencia mañanera insulta, ofende, condena, amenaza a todos aquellos que lo critican, especialmente a los medios de comunicación, a los empresarios y a los partidos políticos, especialmente al PAN pues el PRI es su aliado, lo que provoca que sus seguidores se enardezcan y estén dispuestos a matar a los opositores.

No digo que algunos de sus críticos no se comporten igual y tengan la culpa también de esta polarización, en el Twitter le dicen de todo el Presidente (y me incluyo), pero el Presidente de la República tiene una investidura que respetar y debería poner el ejemplo de serenidad y pedir cordura a todos, no estar atizando el fuego que podría desembocar en una guerra civil en México. Hay odio, mucho odio, demasiado odio en México y eso no es bueno para nadie. Estamos cometiendo muchos un grave error, yo me pongo el saco y agarro mi parte, trataré de bajarle varias rayitas a lo que digo especialmente en las redes sociales y en lo que escribo en general, debemos evitar que esto desemboque en algo que tengamos que lamentar.

Bajémosle todos a esto. Ojalá que el presidente López Obrador también le bajara a su agresividad, pero esto lo veo difícil, mas no imposible. Por el bien de México, más protesta pero con menos odio.

Fanatismo inexplicable

A ver. En las últimas tres semanas, en la comunidad del Aguaje, municipio de Aguililla en Michoacán asesinaron a 13 policías estatales y dejaron heridos a 3 más; al día siguiente en Tepochica municipio de Iguala en Guerrero, se dio otro enfrentamiento entre elementos del Ejército y delincuentes, en el que murieron 14 de éstos y un soldado (lleve la cuenta); dos días después se dio la jornada del terror en Culiacán, Sinaloa en la que diferentes reportes coinciden en que hubo 14 muertos más un número indeterminado de heridos; dos semanas después, el día 4 de noviembre asesinaron a 9 integrantes de una familia de mormones de apellido LeBarón (tres mujeres y seis niños) e hirieron a otros menores en los límites de Sonora y Chihuahua; un día después encuentran 7 cadáveres en un camino de El Zapotillo municipio de Tonalá; y este jueves se reportó la desaparición de 12 personas en San Ignacio Cerro Gordo, eran jornaleros que vinieron de Michoacán y Guanajuato contratados para cortar aguacates.

El viernes no sé qué habrá pasado, si hubo alguna otra matanza, pero si no perdió usted la cuenta hablamos de 69 víctimas de la violencia, entre muertos y desaparecidos (más los heridos) en seis acciones criminales en poco más de tres semanas. Sin contar las ejecuciones y asesinatos que ocurren diario sin llegar a ser matanzas o masacres. Y sin embargo el presidente de la República López Obrador dice que vamos bien, que su estrategia de seguridad (consistente en no combatir a la delincuencia) está funcionando. Y no sólo Él, de AMLO ya nadie espera que reconozca que está equivocado y que rectifique. Mi hermano dice que su gobierno va bien.

Es algo que no puedo entender. No me da mi cabeza para comprender el origen y las causas del fanatismo y la cerrazón que ciegan completamente a los seguidores de López Obrador. Mi hermano no es pendejo, o por lo menos yo no lo considero incapaz de razonar, sin embargo, tratándose de Morena y de la Cuarta Transformación ya no razona, no sé qué le pasó, tal vez en la Universidad donde estudió (pública, del Estado) sufrió la Primera Trastornación y ya va en la Cuarta. No sé, pero para cada argumento en contra tiene una respuesta para justificar todo lo que haga López Obrador. Para Él Vicente Fox es mariguano, Felipe Calderón borracho y Peña Nieto un pendejo. La esperanza de México es Andrés Manuel López Obrador, que no tiene nada de eso, no es mariguano, ni borracho, ni pendejo.

-¿Alguna vez has visto a Fox fumando mariguana?

-“Pero se le ve en la cara, hombre…”

-¿Alguna vez has visto a Calderón borracho?, porque el que le inventó eso fue Federico Arreola y ya hasta se disculpó, dijo que no era cierto. A López Obrador yo sí lo he visto hasta la madre de pedo, una vez en el Festival Cervantino no podía ni hablar. ¿Tú has visto borracho a Calderón??

-“Pero si se le ve en la cara hombre…”

Esas son las respuestas de mi hermano. Ya no le pregunté si alguna vez vio pendejo a Peña Nieto por razones obvias. Le dije en cambio que temo que este gobierno ordene cerrar las Guarderías del IMSS (como ordenó hacer con las Estancias Infantiles) y me contestó con otra pregunta (yo sabía que nomás los pendejos contestan a una pregunta con otra pregunta, por eso no esperaba eso de mi hermano) me dijo “¿Y para qué chingaos quieres las Guarderías Infantiles?”

-¿Cómo para… -interrumpí la explicación. Comprendí que sería inútil. Una persona que estudió una carrera universitaria, que tiene una familia, que sabe que hay muchas madres que trabajan… ¿para qué explicarle para qué sirven las Guarderías del IMSS?

Le dije que hay desabasto de medicamentos en el Seguro Social, que los niños se mueren de cáncer por eso, porque no hay dinero para comprarlos, sólo hay dinero para promover el beisbol, para darles a los jóvenes que no estudian ni trabajan, a los que roban combustible y a los delincuentes en general, para todo eso sí hay dinero porque significa comprar sus votos. Me contestó que no, que dinero sí hay, que lo que pasa es que antes le compraban los medicamentos a una mafia que ahora quiere extorsionar al Presidente. Mi hermano lo cree, lo que diga López es palabra de Dios, y más ahora que se cree Jesucristo.

Mi médico familiar, una doctora del IMSS me comentó muy extrañada, incrédula, alucinada, que efectivamente hay desabasto de medicamentos y sin embargo la gente afectada sigue apoyando a López Obrador. “¡Oiga pero es que no lo puedo creer!, ya les está afectando en su salud y no toleran que critique nadie a López Obrador. Los va a dejar hasta sin tragar, porque todo va a subir de precio y a continuación viene la escasez de productos, y van a seguir adorando a López Obrador. ¡No puede ser!”, me dijo con asombro la doctora.

-“Pues yo creo -dijo al respecto mi hermano- que tal vez yo platico con pura gente normal, porque no escucho a nadie que se queje de López Obrador, todos creemos que va bien”.

-Hermano -le dije- hay mucha gente organizándose ya, formando grupos, creando plataformas en las Redes Sociales para tratar de frenar la destrucción del país que está llevando a cabo el actual gobierno comunista. Felipe Calderón está organizando ya su propio partido, lleva 136 asambleas distritales de las 200 que necesita…

-“¡Ese pinche borracho!”

-Ya están organizando marchas de protesta…”

-“Sí -concedió- pero son unos cuantos pendejos que no logran juntar ni doscientas personas”.

-¿Por qué mientes? Yo asistí a la primera marcha en la Ciudad de México y calculé unas 25 mil personas, el mismo cálculo que dio a conocer más tarde la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, ellos mismos (una dependencia del gobierno comunista de la Ciudad) calcularon ese número, coincidimos. Fui a dos protestas en Guadalajara y había alrededor de 5 mil personas. ¿Por qué no eres capaz de conceder la más mínima posibilidad de que pudieras estar equivocado?, ¿por qué no tienes una pizca de humildad?, la soberbia -le recordé- es el pecado favorito de Satanás.

-“¡Ándale! -le toqué alguna fibra muy sensible porque exclamó: ¡Satanás pertenece al partido de Calderón!”

Ahí la dejamos mejor. Y es el único en la familia, tengo una hermana y una sobrina en Guadalajara, otra hermana en Puerto Rico, mi hermano más chico que vive en Ixtlahuacán, todos le piden a Dios que ya se acuerde de López y se lo lleve; tengo tíos y primos que votaron por AMLO y ya están arrepentidos. Incluso hay famosos (no en la familia) que hicieron campaña y votaron por López Obrador y que ahora están muy inconformes con tantas cosas equivocadas que está haciendo, como la actriz  Susana Sabaleta, el actor Gael García, el también actor Giménez Cacho que encabeza el Movimiento Colectivo para la Cultura y el Arte de México (MOCCAM) y que anuncia un paro nacional de artistas para protestar contra López Obrador, porque éste se niega a apoyar el arte, la cultura, la ciencia, la tecnología, la educación, lo único que al parecer quiere apoyar es al beisbol y al crimen organizado, especialmente al Cartel de Sinaloa. Todo lo demás que se joda.

Y como ellos hay muchos más, arrepentidos de haber votado por Morena, se sabe de los famosos porque siendo personas públicas trasciende lo que dicen, pero hay más. Sin embargo me sigue pareciendo inexplicable el fanatismo de la mayoría, que aunque les claven una bayoneta en la espalda que les salga por el pecho, seguirán gritando con el último aliento: “¡No estás solo!”, “¡vamos requetebién!”

No va a estar nada fácil sacarlos del poder en el 2021.

Los halcones

Hace una semana tratamos aquí el tema “Inquietud de militares ¡Cuidado!”. Y advertimos que se habían reunido los altos mandos de la Secretaría de la Defensa, donde el general secretario Crescencio Sandoval dijo “No estoy de acuerdo con lo que está pasando”, y el General Gaytán, ex subsecretario de la Defensa, fue más allá y dijo “La nación está en peligro”.

Bueno, pues casi una semana después se supo ya con más detalle y en forma oficial lo que ahí se dijo. Según la nota de El Universal del 30 de octubre: “Era la mañana del martes 22 de octubre pasado. Cinco días habían transcurrido desde el vergonzoso repliegue del jueves anterior en Culiacán, y uno desde que el Jefe Militar reconociera que la captura y posterior liberación de Ovidio Guzmán, hijo del condenado Chapo, fue una “operación mal planeada”

“Caras largas, ánimos exaltados apenas contenidos por la férrea disciplina militar, y una densa tensión en todas y cada una de las mesas dispuestas para el desayuno que se servía en el Salón República del estadio de la Unidad Habitacional Militar de Lomas de Sotelo, en la Ciudad de México”.

“Los generales aguardaban las palabras de quien fijaría su posición a nombre de todos: el general de división retirado Carlos Demetrio Gaytán Ochoa, ex subsecretario de la Defensa Nacional. El mensaje fue breve pero contundente: “Nos sentimos agraviados como mexicanos y ofendidos como soldados”, dijo sobre lo ocurrido en Culiacán y las decisiones ahí tomadas”.

“Y luego de aclarar que hablaba cuidando sus palabras soltó: ¿Quién aquí ignora que el alto mando (el General Secretario de la Defensa) enfrenta, desde lo institucional (desde el gobierno de López Obrador) a un grupo de halcones que podrían llevar a México al caos y a un verdadero estado fallido? (Halcones se les llama comúnmente a los espías de los narcotraficantes que les avisan a éstos a tiempo de cualquier acción en su contra)”

La interrogante plantead por el prestigiado militar retumbó en el salón. Si el referido reto viene “desde lo institucional”, de qué halcones hablaba el divisionario, si no son del propio Ejército sólo pueden estar en el mando civil. ¿Acaso se refería, por lo tanto, al secretario Alfonso Durazo?” (o al propio AMLO me pregunto yo).

“Especulaciones aparte, el diagnóstico de los generales es preocupante (¡Cuidado!, dije aquí hace una semana) si nos atenemos a ese discurso del General Gaytán. Esto son algunos de los párrafos:

“Vivimos en una sociedad polarizada políticamente, porque la ideología dominante, que no mayoritaria, se sustenta en corrientes pretendidamente de izquierda que acumularon durante años un gran resentimiento (los chairos y quienes los manipulan a base de mentiras)”.

“Hoy tenemos un gobierno que representa a aproximadamente 30 millones de mexicanos (cada vez son menos) cuya esperanza es el cambio, un cambio que les permita subsanar lo que ellos consideran un déficit del Estado para dicho sector poblacional… No podemos soslayar que el hoy titular del Ejecutivo ha sido empoderado legal y legítimamente. (Por desgracia).”

“Sin embargo, es también una verdad inocultable que los frágiles mecanismos de contrapeso existentes (la SCJN, los Medios, los Organismos Autónomos, etc.) han permitido un fortalecimiento del Ejecutivo que viene propiciando decisiones estratégicas que no han convencido a todos, para decirlo con suavidad”. (Para no decir que López Obrador está haciendo puras pendejadas pues).

“Y precisamente a partir de ese último aserto, el ex Subsecretario de la Defensa definió que eso inquieta (¡Cuidado! dijimos), eventualmente ofende (ya dijimos que los militares están encabronados con AMLO), pero sobre todo preocupa, toda vez que fuimos formados con valores sólidos, que chocan con las formas con que hoy se conduce el país”.

Más claro ni el agua, los militares están contra López Obrador.

“Soltada la carga de profundidad, el General Gaytán pidió a los presentes respaldo y solidaridad al general secretario Crescencio Sandoval, quien pronunció después un breve discurso, muy institucional, declarando lealtad al Jefe de las Fuerzas Armadas Andrés Manuel López Obrador, pero sin ocultar en su tono una profunda preocupación”.

Pues ahí está, ese es el estado de ánimo de los militares respecto a este gobierno fallido, frustrado, fracasado que nos conduce al precipicio. Para mí lo ocurrido en Culiacán tiene una explicación muy simple y se resume en que efectivamente los gringos le exigieron a López Obrador la captura y extradición del Chapito, AMLO se vio obligado a representar la faramalla de su captura, pero le ordenó a su halcón Durazo (amigo del Chapo también) que saboteara la captura y lo dejaran ir. Y así se evitaría, de paso, que Ovidio Guzmán cumpliera su amenaza de dar a conocer los videos en los que Él y sus hermanos entregaron millones de dólares a los hijos de López Obrador y a Él mismo para su larga campaña, videos que están en manos de los más altos mandos militares del país.

Pero también hay buenas noticias: el periodista Álvaro Delgado, de Lagos de Moreno, que escribe regularmente en la revista Proceso, escribió un artículo en El Heraldo que se llama “Sí, Calderón tendrá su partido”, y dice que de materializarse su registro como partido político, se constituirá como la oposición (principal) de López Obrador.

Da una serie de datos y dice que en la primera mitad del año no atraía mayores adeptos, pero en sólo dos meses y al amparo financiero, político y mediático de magnates como Alberto Bailleres y Germán Larrea, ya se ve venir el registro de México Libre.

El INE le exige 200 asambleas distritales, en el primer semestre logró organizar sólo 9, en julio llegó a 27 y en agosto a 40. Pero en septiembre y octubre Calderón duplicó el número de asambleas distritales, el 3 de septiembre llegó a 61 y el 22 de octubre a 128, el 64% de las que requiere, tiene hasta el último día de febrero, cuatro meses más, para alcanzar la meta.

Le cuento, me invitaron a un pequeño grupo en Guadalajara, donde se reúnen unos cuantos con la intención de crecer, de formar una Asociación Civil, que se convierta luego en Asociación Política y finalmente en un nuevo partido político. Les dije que están locos, que no sueñen, que para empezar los mexicanos ya estamos hasta la madre de TODOS los partidos políticos, de TODOS, y que para continuar, como van las cosas de aquí al 2024 no va a haber más partido político que el de Andrés Manuel López Obrador, como se llame, si se sale de Morena hará otro y será el mismo intento de dictador. 

Estuvieron de acuerdo, pero dijeron que ahí está México Libre (el partido que pretende registrar Felipe Calderón) y que por lo pronto ya están en tratos con Él, que les va a ceder varios distritos electorales para que pongan ellos los candidatos a diputados federales.

Aaaah… eso lo cambia todo.

Felipe Calderón no es santo de mi devoción, pero sé que Las Fuerzas Armadas lo quieren, que la Policía Federal lo ve como su abogado defensor, que muchos panistas inconformes con la auto imposición de Anaya lo siguen… ¿Qué va a pasar en 2021, cuando todas las madres que se quedaron sin estancias infantiles para dejar a sus bebés mientras trabajan, vayan a votar?, ¿con las mujeres víctimas de la violencia intrafamiliar, que ya no tienen una casa a dónde ir a refugiarse para que ya no les pegue el marido?, ¿con los papás y mamás de los niños con cáncer que ya no reciben medicamentos porque sólo hay dinero para el béisbol y para darles a quienes no trabajan ni estudian o roban combustible?, ¿con quienes se enfermaron de dengue y con sus familiares, porque no hubo dinero para prevenirlo?, ¿con los millones de personas que eran atendidas en el Seguro Popular que ya no existe?, ¿por quien va a votar toda esa gente?, ¿por qué partido van a votar todos los soldados, marinos, policías federales, estatales y municipales que se han visto agredidos y lastimados por el crimen organizado que López Obrador no quiere combatir?, ¿Van a votar por Morena o como se llame su nuevo partido, el partido de los delincuentes? ¿O van a votar por el menor peor, por el principal opositor de Andrés Manuel López Obrador, por el partido de Felipe Calderón? Repito, Calderón no es santo de mi devoción, pero como dice un dicho que es muy ofensivo para las mujeres casadas: Al no haber, acostarse con su mujer.

En mi cuenta de FB hubo alguien que se rio al leer la nota de Álvaro Delgado, a ver cuánto le dura la risa… Creo que, como en el futbol, esto no termina hasta que se acaba y falta mucho partido por ver.