¿Vale la pena participar en política?

Por Christian Villalobos 

En nuestro país relacionamos el participar en política con adjetivos negativos. La mayoría de los mexicanos consideran que la política es sinónimo de corrupción, robo al pueblo, caciquismo y fraudes, entre otros males. No podemos negar que han sido una lamentable constante en la vida pública de nuestro país.

Sin embargo podemos platicar sobre el significado de hacer política, en su sentido etimológico podemos hablar que política es: “La acción del pueblo”. Por lo que todos como miembros de una sociedad estamos envueltos en la política, de forma directa e indirecta. Existiendo herramientas de participación directa como es el militar en un partido político, apoyar en las elecciones como representante de casilla o escrutador y sobre todo en la herramienta más valiosa, consagrada como Derecho Humano, “Votar y ser Votado”, que es la máxima participación en la vida democrática y por lo tanto en la política del país. 

Pero la participación en política no se limita a una militancia partidista o una elección, vemos con esperanza y optimismo como se multiplican las asociaciones civiles, cada una con una labor tan loable, que son en la mayoría de los casos dignos de admiración, por lo que también esas personas ejercen y viven la política, porque encontramos en la sociedad civil organizada una herramienta de transformación indispensable para la vida democrática de esta patria tan necesitada de todos. Los signos de los tiempos parecen cada día más complicados, vemos en el horizonte retrocesos ideológicos y económicos con las políticas públicas a nivel nacional. Un país desgarrado por la violencia y la desintegración del tejido social. Ante este panorama quizá a muchos nos pudiera pasar por la mente la tentación de alejarnos de la vida pública, pues pareciera que participar hoy en día en cualquier tema social nos expone incluso en nuestra integridad como personas.

Sin embargo, por lo planteado anteriormente es que yo hago un llamado por medio de ustedes, apreciables lectores, para participar incansablemente en política, involucrémonos en las diferentes asociaciones políticas del país, leamos mucho, escuchemos a nuestros gobernantes, de forma reflexiva. Analicemos profundamente cada situación de la vida del país, discutamos de temas sociales en el café y en la reunión familiar, etc.

Pero sobre todo no nos limitemos a ser meros espectadores de la vida pública, debemos tomar como se dice coloquialmente “al toro por los cuernos,” participar activamente por el bienestar de los demás, en cualquier área desde donde nos corresponda y con los más cercanos. Pero siempre con una visión de unidad, de amor a la patria y sobre todo de servicio, porque realmente vale la pena participar en política cuando te entregas completamente al servicio de los demás con valores firmes.

De esta forma, cuando todos participemos en la vida pública del país, iremos erradicando los males y vicios que tanto daño le han causado al país y podremos como dice nuestro himno nacional, construir el destino que con el dedo de Dios se escribió. 

Despierta la Jerarquía Católica

Se enojaron los imbéciles porque los llamé por su nombre. ¿Pero de qué otra manera les puedo llamar? Un imbécil es alguien que padece imbecilidad, y ésta es un retraso mental en un adulto, que corresponde a una edad situada entre los 3 y los 7 años. ¿Qué sabe un niño de esa edad de la historia de su país?, ¿qué sabe de lo que pasa o ha pasado en otros?, si no sabe lo que está pasando ahora, menos lo que ocurrió hace un siglo o hace veinte. Imbécil -dice el diccionario- es una persona poco inteligente o que se comporta con poca inteligencia.

A diario vemos en los noticieros imágenes de personas muy pobres sufriendo porque desapareció el Seguro Popular, que les cobraba muy poco por una cama de hospital y nada por los medicamentos, y ahora no pueden pagar los precios que les fijó el Instituto para la Salud y el Bienestar (INSABI); o de niños muriendo de cáncer porque no hay medicamentos. Pero esas imágenes no las pueden captar y comprender otros niños sanos que tienen entre 3 y 7 años, ni los adultos con ese retraso mental que se llama imbecilidad.

Me dicen que alucino, que ya no escriba sobre esto para que no haga corajes, que soy un mal cristiano odioso, malinchista y fanático, de ignorante no me bajan, que han fallado todas mis predicciones (como si fuera yo Nostradamus), que México nunca ha estado ni cerca de tener un gobierno comunista… ¿Qué saben esos niños grandotes que tienen una edad mental de 3 a 7 años, de lo que pensaban y lo que hicieron Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles? ¿Saben quiénes fueron Ioseb Besarionis dze Jughashvili, Vladimir Ilyich Ulyanov y Lev Davidovich Bronshtein? (los tres de origen judío, por cierto, por eso ocultaron sus nombres tras los pseudónimos de Stalin, Lenin y Trotski). Qué carajos van a saber si no saben quiénes fueron, aquí en México, Tomás Garrido y Joaquín Amaro, por ejemplo. Si no saben ni siquiera del enfrentamiento que tuvieron los empresarios (la derecha) con el presidente Luis Echeverría Álvarez que todavía vive, ni por qué…

Y vienen a decirme que en México no hay ni nunca ha habido, ni de cerca, un gobierno comunista… Qué flojera con los imbéciles, que se enojan porque denunciamos lo que está haciendo este gobierno con el país. Bueno, uno de esos niños grandotes dice que le gustaría ser hijo de López Obrador… así. Ellos sólo tienen una idea en la cabeza: López Obrador es Dios y vino a salvar a México de la corrupción, ayudado por Manuel Bartlett y Napito, claro está. Lo malo es que según el novelista Honorato de Balzac “un imbécil que no tiene más que una idea en la cabeza, es más fuerte que un hombre de talento que tiene millares”. Nos resignamos pues. Y nos alegramos con una noticia que conocimos esta semana.

Hace mes y medio publicamos una columna que titulamos “Aguiar Retes cobarde y sumiso”, refiriendo la pasividad de la jerarquía católica ante la destrucción de las instituciones por parte de López Obrador, dijimos que a finales del siglo pasado, hace 20 años, la Iglesia católica en México estuvo muy activa promoviendo el voto en contra del PRI y a favor del PAN en todas sus comunidades de base. Y ahora en cambio, cuando se supone que la Iglesia Católica está tan agraviada por el partido Morena, que ha profanado sus templos y se ha burlado de la religión, al grado de que Claudia Sheimbaun mandó a destruir un templo en la Ciudad de México cuando era sólo jefa de una delegación, ahora no dice ni pío.

¿Qué les pasa -preguntamos- a los jerarcas de la Iglesia Católica en México?, a los obispos y arzobispos, ¿son masones y son ésas las instrucciones que tienen de su logia?, ¿son las órdenes que tienen de Jorge Mario Bergoglio, quien ejerce como Papa con el nombre de Francisco, pero que está haciendo todo lo posible por destruir a la Iglesia? 

Bueno, pues la buena noticia es que al parecer la jerarquía católica ya despertó. El obispo auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México, Carlos Samaniego no le tuvo lástima al gobierno federal y arremetió contra la llamada Cuarta Transformación durante la primera misa dominical de 2020.

“México es un desastre”, dijo el obispo Samaniego ante la sorpresa de cientos de feligreses que acudieron a la Basílica de Guadalupe. “Actualmente el país carece de un líder que marque el rumbo de las instituciones”.

“México es un desastre, (desastre) se refiere a la falta de un astro. Desastre es no tener un guía, una ilusión, un sueño. Una estrella guía al marinero para tener buen puerto, y a veces no tenemos en las familias ni en las instituciones esa estrella que guíe nuestros pasos”, añadió.

Estas palabras sugieren la idea que tiene la Iglesia Católica del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien claramente ha roto relaciones con el clero mexicano. Hoy día las Iglesias Evangélicas son las que toman las decisiones “morales” en Palacio Nacional, y hay quien dice que hasta oficinas metodistas y bautistas funcionan en el recinto del poder.

También eso lo dijimos en aquella columna, que las iglesias evangélicas estaban muy ocupadas viviendo del presupuesto, repartiendo la cartilla moral, orando con el Presidente, pero que nos extrañaba que la Iglesia Católica, tan agraviada por el partido Morena, no dijera esta boca es mía. Ese mismo día el arzobispo de Xalapa Hipólito Reyes Larios dijo en misa que en la actualidad hace falta una nueva manifestación de Jesucristo… ante el ambiente de violencia, inseguridad y desigualdad que impera en México.

En esa misa celebró el Arzobispo los 100 años de la llegada del ahora santo Rafael Guízar y Valencia a Xalapa, y al final de su homilía dijo: “Oremos para que nos llegue la paz, la tranquilidad a las familias que tanto han sido martirizadas (a Él mismo le secuestraron una sobrina), adoloridas por los secuestros, por las extorsiones y desde luego los asesinatos”. ¿Está alucinando el arzobispo Reyes Larios? pregunto a los chairos, ¿está fuera de la realidad?, ¿le fallan todas sus predicciones?, ¿es un ignorante fanático y mal cristiano porque denuncia lo mismo que denunciamos otros por escrito?

Curiosamente sólo en esta región de Tepatitlán y Los Altos de Jalisco me pasa esto, que me ponen como lazo de cochino por lo que digo. En otros lugares (porque escribo en otros medios del estado de Veracruz y de la ciudad de México), sucede todo lo contrario, replican este comentario, es decir lo comparten, le dan difusión en su FB. Nomás algunos lectores (no todos) del 7 días están enajenados, como encantados por Andrés Manuel López Obrador, que la verdad sí parece un encantador de serpientes. Me parece curioso porque aquí mucha gente se da golpes de pecho en la Iglesia (hasta los sacerdotes critican eso), por lo que sería de esperarse que vieran lo que está haciendo el gobierno mañanero. Pero no, están viendo y no ven.

Me pregunto cuántas personas, de las que atendía el Seguro Popular que ya no existe, y cuyos familiares están muriendo porque no tienen dinero para internarlos, ni para hacerles estudios, ni para comprar medicamentos, cuántas de esas personas van a volver a votar por Morena el partido del Redentor. Me acuerdo de Balzac y me temo que muchas. En fin… botellita de jerez para todos los niños grandotes cuya edad mental está entre los 3 y los 7 años. Ojalá crezcan…

2020 con más sarcasmo y menos cohetes

Por Faby G. Ontiveros

Vamos dándole la bienvenida al año nuevo aclarando que el 2020 no es el principio de una década, sino el final. La década empieza en el 2021 porque llevamos el calendario gregoriano y comenzamos a contar desde el 1 y no desde el 0. ¿Estamos todos de acuerdo? Muy bien.

Por otro lado, les platico que los años nuevos no me emocionan tantísimo como la Navidad, por ejemplo, porque el desmadre de los rituales es muy ajeno para mí. Es más, generalmente paso el año nuevo en pijama viendo películas y abrazando a mis perros porque se ponen muy mal con los cohetes y los balazos.

Por cierto, vamos a hacer un paréntesis aquí para expresar mi deseo de que ojalá se tronaran los cohetes y los balazos a medio… pie, pensé en una parte del cuerpo más gacha, pero por cuestiones de propiedad no la voy a escribir y se la van a tener que imaginar. Los cohetes que les gustan nomás hacen ruido, ni siquiera tiran luces, espantan a todo el mundo y son peligrosos, igual que una bala perdida. Si tiras cohetes o balazos, te deseo que este 2020 te traiga lo mismo que un “cuete”: mucho ruido y pocas nueces, puro humo, mucho de nada.

Ah bueno, sigamos, el año nuevo es como el lunes. Una oportunidad de empezar bien, claro, pero no pasa nada si tu vida por el momento es un caos y la empiezas a poner en orden un martes, un jueves, un febrero o un abril, todo el mundo tiene sus tiempos y forzarnos a hacer todo perfecto el primero de enero en lugar de cuando estemos listos es el camino casi derecho al fracaso por desmotivación. 

Hay gente que le funciona y qué padre, pero hay gente que definitivamente no le funciona y esta presión de ser muy felices y comer perdices desde principio de año muchas veces lo único que hace es hacernos dar dos pasos atrás en lugar de uno adelante, esto en el caso de que queramos cambiar algo, por supuesto.

Personalmente casi todos los días despierto con la determinación de hacer que las cosas vayan bien, y casi todas las noches me voy a dormir contenta porque sobreviví un día más, y no lo digo por cursi, sino por la ansiedad que me acompaña siempre. Un día bueno se celebra y un día malo se agradece porque a pesar de todo lo que esté pasando adentro lo logramos un día más.

Este año me tocó recibirlo con más familia de la que usualmente está en casa, y aunque estábamos reacios a hacer un fiestón, igual nos echamos un pozolito y jugamos en familia mientras se hacían las 12, y como somos grinchs de año nuevo pero no tanto, brindamos, nos dimos nuestro abrazo y agradecimos por todo lo bueno y lo malo que nos trajo el 2019.

Eso de pensar que el nuevo año va a ser muy bueno por arte de magia sólo porque el reloj cambió a las 12:01 no va conmigo, como ya les dije aquí arriba, creo en trabajar todos los días y apoyarnos de nuestra gente para conseguir cosas buenas, tanto para nuestra vida profesional, como la personal, como la espiritual, porque eso sí, aquí su servidora es bien hippie.

Aún así, todo diciembre estuve increíblemente optimista con respecto al 2020, ¿qué puedo decir? Me contagié del espíritu de año nuevo. Comencé a escribir objetivos y a planear cómo lograrlos, porque ni con todo el optimismo del mundo las cosas caen en tu regazo, me sentí con el pecho calientito de emoción por las aventuras que pueda traer 2020 y empecé a almacenar fe de que cosas chidas ocurran, y además no he tenido ni un sólo ataque de ansiedad desde la última vez que platicamos, lo cual es un triunfo grandísimo y ya con eso me doy por bien servida. No lo digo en pasado porque ya me desinflé y volví a ser la sarcástica, amarguetas e incrédula que siempre soy, lo digo porque ya estamos aquí y ahora toca trabajar para que todos esos sentimientos positivos se conviertan en algo bueno, real y tangible, además no sé si a ustedes les pase pero si cosas muy buenas empiezan a pasar me pongo extremadamente cautelosa porque no puede durar para siempre ¿no?.

En fin, si se hicieron propósitos de año nuevo sólo porque es año nuevo, van a tener que trabajar el doble en ser constantes, porque tal vez no están listos y se están dejando llevar por los números dorados, las risas y el espíritu de fiesta, pero aún así espero que lo consigan.

Si llevaban semanas o meses pensando en hacer algo, aprovechen la oportunidad y traten de conseguirlo, no importa si es año nuevo, mayo, lunes, o domingo, da igual, acuérdense de esas frases motivacionales horribles y ridículas de internet que dan pena ajena pero a veces son ciertas: dar un paso no te va a llevar exactamente a donde quieres estar, pero definitivamente te va a sacar de donde estabas.

Lo que sí es importantes es moverse, no hay cosa más triste que sentirse estancado, y siempre podemos hacer algo para mejorar. A lo mejor queremos comenzar a hacer ejercicio, no vamos a correr 10k en la primera sesión, vayan a darle una vuelta al parque de su casa. A lo mejor queremos ayudar y ser más amables con los demás, ¿ya te sonreíste a ti mismo hoy? (¿Ven?, hippie). A lo mejor queremos ahorrar y creemos que no nos alcanza, guarden todas las monedas que les queden en el día y no las toquen hasta fin de mes, o de año, el plazo lo ponen ustedes.

Paso a pasito, dejando malos hábitos primero, formando buenos hábitos después. No importa cómo ni cuándo.

Y si hoy no tienen ganas de cambiar nada y fue un día horrible, mañana va a ser mejor, o ya de perdida, menos peor.

¡Feliz año nuevo a todos! 

(Menos a los que tiran cohetes y balazos, a esos no).

El narcoestado y los imbéciles

Hace unos días hablamos aquí del regreso del comunismo, especialmente en algunos países de América Latina (podemos agregar a España). Regreso incomprensible para mí dado el inmenso daño que le causó a la humanidad esta doctrina y el sistema político que inspiró, tanto que fracasó en todo el mundo donde empobreció, esclavizó y asesinó a miles de millones de personas.

La única explicación que le encontramos fue que simplemente la historia da vueltas, que se repite, y que el hombre no aprende de los errores del pasado y es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, algunos más de dos como los argentinos. Y el que no aprende de los errores del pasado está condenado a repetirlos. Es lo que pasa con el comunismo, dijimos, la gente ya olvidó su miseria, su esclavitud y a sus muertos.

Pero hay novedades. Tras el conflicto (que aún no termina) entre Bolivia y México, nos damos cuenta de que hay una causa más para el regreso del comunismo. El conflicto entre las dos naciones, más que diplomático es de tipo ideológico, y aun tiene más que ver con el dinero. El expresidente boliviano Evo Morales era el líder de seis federaciones de productores de hoja de coca, es decir, él regenteaba el cultivo de la coca y no sólo eso, en la región de El Chapare donde más se produce mandó instalar los laboratorios necesarios para convertirla en cocaína y construyó ahí su propio aeropuerto para mandarla en aviones militares a Brasil, Argentina y México, justamente donde había que apoyar los planes del Foro de Sao Paulo para convertir a América Latina en la nueva Unión Soviética.

Pero se ha venido descubriendo que el regreso de la ideología comunista, el Foro de Sao Paulo y la nueva Unión Soviética no son más que el instrumento, el mejor pretexto para hacer negocios y para enriquecer a una élite de ladrones y delincuentes, lo mismo en Argentina que en Bolivia o en México.

No entendía yo por qué en Argentina mucha gente volvió a votar por una mujer corrupta, ladrona y asesina como Cristina Fernández viuda de Kirchner, por qué Evo Morales se aferró al poder desobedeciendo el resultado de una consulta popular que le impedía ir por un cuarto mandato y volvió a postularse, y por qué aunque perdía la elección cometió un descarado fraude electoral (en lo que ayudó AMLO), hasta que los militares le sugirieron que renunciara, y una vez habiendo renunciado salió huyendo hacia México.

¿Por qué México hizo hasta lo imposible por sacar a Evo Morales de Bolivia?, que no salió con una mano atrás y otra adelante, sino que los videos muestran los miles de millones de dólares que se llevó en su huida, ¿por qué México aceptó la expulsión de su embajadora en Bolivia con tal de seguir protegiendo a delincuentes asilados, no en su embajada, sino en la residencia de la embajadora, de donde trataron de sacarlos dos diplomáticos españoles acompañados de cuatro paramilitares enmascarados y armados?, ¿por qué tanto interés en proteger al ex ministro de Gobernación Quintana, que sigue refugiado en la residencia oficial del embajador?

El chileno Jorge Errazuriz lo explica así: Al perder Bolivia con la huida de Evo Morales a México, el Pacto de Sao Paulo pierde su principal fuente de financiamiento. “Porque es narcotráfico -dice-, porque Evo Morales es el dirigente de las seis federaciones de cultivadores de coca y productores de cocaína de El Chapare, y cuando esa gente se moviliza e induce a otros ciudadanos bolivianos a movilizarse contra el gobierno de transición, está poniendo dinero que es dinero del narco, hay cantidad de imágenes probando que el dinero con el que se induce a las movilizaciones es pura plata, son recursos… hay un miembro de las FARC alias Camilo que está convaleciendo en una clínica en Santa Cruz, que ha sido capturado por las fuerzas del orden, hay una cantidad de documentación que muestra la presencia cubana-venezolana, este no es un tema entre bolivianos, este es un tema donde el conjunto de estados del castrochavismo, Cuba, Venezuela, Nicaragua está defendiendo el eslabón más sólido que tenían en su cadena del narcotráfico, Bolivia produce con Evo Morales 80 mil hectáreas de coca ilegal y la cocaína consiguiente, y era un territorio abierto con aeropuerto en Chimoré, aeropuerto  construido sólo para eso, con fábrica de urea, y con despacho de cocaína en aviones militares bolivianos, documentado en el libro Espectro del escritor brasileño Leonardo Coutinho y en otros documentos, y eso es lo que han perdido, cuando terminen de perder esa plaza del narcotráfico que se llama Bolivia, el PIB de Cuba va a bajar 20 por ciento, y los recursos internacionales para la conspiración se van a terminar, en eso consiste el secreto de la pelea en Bolivia y el interés que ponen Cuba, Venezuela, México, Nicaragua y los Kirchner que están regresando al poder en la Argentina, están defendiendo su fuente de ingresos ilegales, porque con Evo Morales cae la plaza más importante de producción en la cadena de la coca, la cocaína y los narcoestados”.

¿Y para qué quieren Argentina, Cuba, México y Venezuela esa plata, para que progresen sus pueblos?, claro que no, Evo se llevó lo que pudo, además de los miles de millones de dólares que se le descubrieron en el banco del Vaticano; se acaba de publicar la noticia de que a Diosdado Cabello, el segundo de Nicolás Maduro en Venezuela, le confiscaron 800 millones de dólares en Estados Unidos y expulsaron a su hija; en México, ya sabe usted, los hijos de López Obrador, que nunca en su vida han trabajado, ya son ricos, uno acaba de poner una fábrica de chocolate y otra una de cerveza; Lady Tapo, la Secretaria de Energía Rocío Nahle que era una modesta empleada de Pemex, ya es rica y desprecia e insulta a quienes insisten en la construcción del aeropuerto en Texcoco y no quieren el de Santa Lucía y les dice “pues vete a la Tapo”; de Manuel Bartlett el director de la CFE, a quien se le descubrieron 23 mansiones y la secretaria de la Función Pública Irma Virgilia Eréndira lo exoneró, el exagente de la DEA Héctor Berrellez dice que recibió (Bartlett) 1,200 millones de dólares del Cártel de Guadalajara (hoy del Pacífico, o de Sinaloa).

Y así por el estilo. Cuba producía sólo azúcar y los Castro se dieron cuenta de que así no iban a llegar a ningún lado y menos con el bloqueo de Estados Unidos, ¿qué hicieron? comenzaron a exportar su revolución: a Nicaragua, a Bolivia, a Argentina, a Brasil, a México sólo que aquí se toparon con Díaz Ordaz y se acabó la plática, y lograron establecer gobiernos comunistas, el más antiguo en Nicaragua, el más exitoso en Bolivia por la producción de coca y cocaína, sólo que aquí se hartó la gente de Evo Morales y se les cayó el negocio.

¿Por qué tanto interés en proteger a Evo Morales por parte de México, de España y Argentina?, ya lo explicó Errazuriz. ¿Por qué tanto interés en impedir que el exministro de gobierno de Morales, Juan Ramón Quintana, caiga en manos del gobierno provisional de Bolivia? como para enviar a paramilitares españoles enmascarados y armados a sacarlo de la casa de la embajadora de México? (el plan era que se vistiera como uno de ellos y enmascarado salir de ahí directamente al aeropuerto. Evo apoyó al partido izquierdista Podemos en España), ¿y como para que México admitiera sin chistar la expulsión de su embajadora? Parece estar claro, porque Quintana Sabe demasiado y hablará de los millones de dólares que se le enviaban en cocaína a López Obrador para su campaña durante 18 años en México.

Lo mismo en España que en México, en Venezuela o en Argentina, el socialismo ya no es más que un pretexto, la ideología ya no importa, se trata de hacer negocios, de millones y millones de dólares, de enriquecerse los nuevos redentores que, sin embargo, engañan a la gente, a mucha gente con el cuento de la justicia social y de la igualdad. ¿Y cómo es que hay tantos que se la creen?, bueno, si hay 30 millones de ingenuos en México y otros tantos en Brasil y en Argentina, más los de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, pues por eso regresó el comunismo. La mayoría de esos 30 millones de tontos en México aún no ven el enriquecimiento de los hijos de López Obrador y de todo su equipo, ni lo ven ni lo quieren ver, son una secta, su fe en su presidente es una creencia religiosa, todo lo que Él diga y se robe, aunque sea un delincuente y asesino está bien. Por eso los narcoestados en América Latina, gracias a los millones de imbéciles que están viendo y no ven.

Emilio Rodríguez el caricaturista, pionero del Taekwondo en Tepa

Por Jun Ramón Martín Franco

Emilio Rodríguez Jiménez nació el 28 de marzo de 1960 en El Grullo, Jalisco. Casado con la señora Dolores Navarro tuvieron 3 hijos.

La primaria la estudió en la escuela 5 de Mayo, la secundaria en la José Cornejo Franco, la preparatoria en la Regional y la licenciatura en Derecho en la Universidad de Guadalajara.

Emilio tiene dos facetas interesantes, es caricaturista y fue el primero en poner una escuela de Tae Kuan Do en Tepatitlán.

Primero me voy a referir al Tae Kuan Do. Desde chico le llamaron la atención las artes marciales, pero fue en la facultad cuando entró a la escuela de Tang Suo Do (arte marcial tradicional coreano) dirigida por Chuk Norris, su maestro director fue Alejandro Cárdenas y llegó a ser cinta roja.

En 1974 tomó un seminario con Chuck Norris en Guadalajara, y al terminar la facultad regresa a Tepatitlán y funda la primera escuela de Tae Kuan Do, que estaba por la calle Samartín, donde ahora es el consultorio del doctor Javier Vera.

Sus primeros alumnos fueron: Octavio Franco Ruiz, Manuel González “El Gato”, Manuel Flores, Manuel Pérez “Cateme” y Gerardo García Garnica. Al poco tiempo empieza a tener más alumnos. Emilio fue cinta negra a los 22 años.

El año más exitoso fue el del Campeonato Panamericano en Aguascalientes en el año 2013 donde obtienen varias medallas.

Oro: Adrián García Hernández, Jhon Cruz Cuevas, Hugo Maciel Guzmán, José Manuel Reyes Fernández y César Manuel Reyes Hernández

Plata: Nandy Bacilisa Rodríguez Navarro.

Y bronce: Adilén García Hernández y Mónica Castellanos Gutiérrez.

Campeonato Mundial 2014

Bronce: César y Manuel Reyes Fernández.

Oro: Nandy Bacilisa Rodríguez en la Olimpiada Nacional Infantil Juvenil.

Oro: Yosuhuam Rodríguez, campeonato mundial en San Luis Potosí.

Tees platas en el Forthhuorth International Champios Texas.

En 2008, a invitación del gobierno de Corea del Sur, les pagó a 8 tepatitlenses hospedaje y comida porque representaron en artes marciales tradicionales a México.

Yoshuam Rodríguez Navarro preparó a Manuel y César para que representaran a Jalisco en el Campeonato Nacional de la Universidad del Valle de México (UVM) obteniendo buenos resultados.

En 2015 participaron en la Competencia Internacional en San Francisco California.

Caricaturista

Emilio como caricaturista empieza a los 5 años. Le gustaba plasmar a Pancho Pantera y a otros personajes de su tiempo. A los 9 años realizó unos dibujos que no correspondían a su edad y la directora de la escuela se quejó, pero su papá lo defendió diciendo “mi hijo es un artista”.

En la secundaria dibujaba a sus compañeros, pero como era sarcástico no a todos los gustaban sus caricaturas.

Siempre le gustó leer, su ídolo era Julio Verne aunque también leía a Emilio Salgari y a otros; para Emilio su referente fue el reconocido monero ya fallecido Eduardo del Río, mejor conocido como Rius.

Una anécdota interesante fue cuando Emilio asistió a una Feria del Libro a Guadalajara y estaba haciendo fila para que Rius le autografiara un libro, y Emilio le enseñó una caricatura que había hecho sobre Él y al verla le dijo “no cabe duda que entre más viejos nos hacemos, más feos nos vemos”.

La opinión del escritor Dante Medina sobre Emilio es muy elocuente, destaca su gran calidad artística y su talento mágico, y dice que sus caricaturas son el anzuelo para que su proyecto artístico se convierta en un proyecto educativo y sea el camino del conocimiento y la sabiduría, porque dibuja tanto de filósofos, poetas, pensadores de oriente y occidente, y además da a conocer la cultura de Mesoamérica.

Dante Medina considera a Emilio como heredero de los grandes caricaturistas, sobre todo de Rius, y considera que no se le ha dado la dimensión que tiene, porque su calidad artística está a la altura de los grandes del país.

Ha participado en ocho exposiciones de caricatura en la Casa de la Cultura, 18 años participó en la revista Tepatitlán Hoy. Publicó La Flecha por 20 años. Y en el periódico 7 días varios años con caricaturas de contenido social.

De estudiante participó con el doctor en Psiquiatría Jesús Mejía Gudiño en la publicación de un libro titulado “En convivencia con la lectura” publicado por la Universidad de Guadalajara.

Emilio tiene una personalidad muy polémica, lo conozco desde la preparatoria y he entendido que le gusta que la gente piense y saque sus conclusiones, su forma de pensar es muy original y quiere que todos usemos el sentido común para sacar conclusiones en general.

Es muy polémico pero lo conozco y sé que no es mal intencionado. Para mí lo importante es que tenemos a un gran artista en Tepatitlán y hay que reconocerle el talento. Los artistas siempre son diferentes y originales.

Las puertas del infierno

A propósito de la Navidad (nacimiento) que festejaremos los católicos y cristianos la semana que entra, la empresa Netflix acaba de estrenar una película -como Especial de Navidad-, en la que Jesucristo es un homosexual que sostiene relaciones sexuales con Satanás, la Virgen María una prostituta que tiene relaciones con Dios Padre, y los apóstoles una pandilla de borrachos. La película se llama “La Primera Tentación de Cristo” y fue hecha por el grupo brasileño Porta Dos Fundos, en español Puerta del Fondo.

Este grupo de brasileños maricones que montan obras de teatro para Youtube escogieron bien su nombre, Puerta del Fondo, inspirados seguramente por Satanás que no acepta su derrota después de más de 2,000 años, cuando Jesucristo lo venció en la cruz. Antes de hacerlo, dando respuesta al apóstol Pedro cuando éste a su vez le contestó la pregunta de quién decían los hombres que era el Hijo del Hombre, le dijo Jesús: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”. Las puertas del infierno… La Puerta del Fondo… Lo mismo da, significan lo mismo ambas expresiones.

Desde tiempo inmemorial hay un gran odio contra Dios, que se recrudeció hace poco más de veinte siglos cuando Satanás no pudo hacer caer a Jesucristo, sino por el contrario, Éste lo venció en la cruz, a donde lo condujeron los aliados de aquel, no los romanos, que llenos de odio gritaban ante Pilatos: “¡Crucifícale! ¡Crucifícale!” y “¡Que caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos!”. Y son sus hijos los dueños de Hollywood y de Netflix, y su sangre (de Cristo) sigue cayendo sobre ellos y les molesta, les duele, los atormenta y ésta es su forma de combatirlo.

Siempre ha sido perseguida y combatida la Iglesia por Él fundada, desde los primeros tiempos por parte de los emperadores romanos como Nerón, Domiciano, Marco Aurelio, Diocleciano y otros, hasta que uno de ellos, Constantino se convirtió al cristianismo en el Siglo IV y vino para la Iglesia de Cristo una época de esplendor, incluso durante la edad media hubo reyes que luego serían santos y santos que fueron reyes, como Ludovico que fue más conocido como San Luis Rey de Francia, o como Fernando III de León y de Castilla y varios más; pero en los tiempos recientes han vuelto a brotar los ataques contra la Iglesia con gran fuerza, como si el demonio hubiera despertado más bravo y reinara sobre la tierra en los últimos años.

Desde los movimientos feministas y abortistas que atacan los templos, que los pintarrajean, les prenden fuego y se cagan literalmente en las iglesias (lo han hecho en Argentina, en Francia y en otros países, los mexicanos no lo han permitido aquí), hasta la recientemente inventada Ideología de Género que pretende que se casen hombre con hombre y mujer con mujer y que adopten niños para pervertirlos, cada día vemos algún ataque nuevo a la Iglesia Católica y a las iglesias evangélicas, aunque éstas en México están más interesadas en servirle al César López para vivir del presupuesto.

Los movimientos homosexuales, que quieren convertir en jotos y lesbianas a todos los niños y adolescentes de la tierra, apoyados por gobiernos y financiados por millonarios judíos como el húngaro George Soros cuya fortuna, acumulada a base de especular, la ha dedicado a combatir a la Iglesia Católica a la que ha jurado destruir, han logrado avances notables. Lograron hacerse del gobierno de la Ciudad de México, por ejemplo, y su partido Morena pretende ahora que por ley cada niño o adolescente decida si quiere ser hombre o mujer (sin que intervengan para nada los padres) y que las operaciones para un cambio de sexo sean gratuitas, es decir, pagadas con nuestros impuestos.

Esa es una forma de atacar a la Iglesia Católica. Con el Islam no se meten (y mire que en Irán, por ejemplo, cuelgan a los maricones), y la otra es mediante supuestas expresiones artísticas como pinturas, esculturas y el cine. Así como un pintor joto pintó a Emiliano Zapata como miembro de su gremio, otro pintó a la Virgen María como si fuera Marilyn Monroe con el vestido levantado y enseñando las piernas y muslos; otro hizo una escultura llamada Sincretismo mezclando a la Virgen de Guadalupe con una diosa prehispánica rodeada de calaveras y serpientes, y otros más hacen una película en la que Jesucristo es homosexual, la Virgen una prostituta y los apóstoles una bola de borrachos.

Apenas se estrenó hace unos días “La Primera Tentación de Cristo” y ya hay más de dos millones de personas exigiendo que sea sacada de la circulación. Sin embargo Netflix no dice nada, mientras siga ganando dinero con los incautos, seguirá combatiendo a Dios y a su Iglesia. En mi opinión, la mejor manera de protestar es cancelando la suscripción a Netflix, yo ya lo hice, no voy a seguir apoyando esta cruzada apocalíptica de Satanás contra mis creencias religiosas.

Aunque haya esperanzas de que no pasarán. Aunque parezca no haberlas esto es lo que dice San Mateo: “Llegado Jesús a la región de Cesárea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?» Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas». Él les dijo: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?» Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo». Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”.

Feliz Navidad a todos nuestros lectores y lectoras, que Dios los bendiga y que el próximo año sea mejor, o que nos vaya menos peor de como nos ha ido durante el 2019 en México. (El sábado 28 de diciembre no circula el periódico 7 días, nos leemos el 4 de enero).

Otra vez el comunismo

El comunismo es un sistema político basado en la doctrina del mismo nombre, que propone la desaparición de la propiedad privada, que no haya diferencia de clases y que los medios de producción estén en manos del Estado. Sus gobiernos dominaron la mitad del mundo o más por más de medio siglo, causaron la muerte de millones de personas (más que el nazismo), empobrecieron y esclavizaron a muchos millones más. El sistema fracasó estrepitosamente hace 30 años, a finales del siglo pasado, y sin embargo regresa y la historia se repite. Un gobernante comunista huye de su país, se refugia en otro que está en vías de serlo, de éste viaja a uno de los dos únicos países que quedaban con añejas dictaduras, y de ahí se va a otro donde acaba de tomar posesión un nuevo gobierno con esas ideas. Tiene a donde ir…

Si Evo Morales no se sintiera a gusto en Argentina con los Fernández, como no se sintió a gusto en México porque notó que había mucha oposición a los planes comunistas de su gobierno (que aún no logra establecer la dictadura), aún le quedan Venezuela y Nicaragua donde será bienvenido por los dictadores Nicolás Maduro y Daniel Ortega. Es posible que le pase en Argentina lo mismo que en México, porque allá también hay mucha oposición al sistema. No sé cómo volvieron al poder los comunistas después de que ya los padecieron por décadas, apenas se habían librado de ellos. Quizás por lo mismo que están regresando en otros países, porque la historia se repite, porque la mayoría la desconoce y cuando se desconoce la historia se está condenado a repetirla.

¿Por qué fracasó el comunismo en todo el mundo? Cuba y Corea del Norte quedaron como reliquias, porque las familias que llegaron al poder tras sendas revoluciones estaban -están- integradas por personajes muy inteligentes y crueles, los Castro y los Kim que no han permitido la más mínima de las libertades. Fracasaron por una sencilla razón, porque esa ideología se opone a la naturaleza humana. Una de las primeras palabras que aprende a decir un niño pequeño, un bebé, es “mío”, lo dice de un juguete, de un dulce, de lo que sea que considere suyo, y si Karl Marx y Fredrich Engels, los creadores del comunismo moderno (porque hubo muchos antecedentes, desde el comunismo primitivo y el comunismo cristiano, pasando por la Utopía de Tomás Moro y otra serie de corrientes y denominaciones) pretenden que nada sea de nadie, que todo sea de todos, que no exista la propiedad privada, y pues eso choca con la naturaleza humana que desde la edad más temprana aprende a decir “mío”.

Pretendían también que no hubiera diferencia de clases. No que todos fuéramos ricos, sino que todos fuéramos pobres, que el único dueño de los medios de producción fuera el Estado y que éste le diera de cada quien según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades, o sea que el que sea muy trabajador, emprendedor y esforzado (sus capacidades) le dé al que sea flojo, mediocre y conformista, porque necesita casa, comida y sustento (sus necesidades), lo que choca también con la naturaleza humana, si yo me esfuerzo y trabajo como burro, con dos o tres empleos a la vez para ganar más y progresar, ¿por qué voy a mantener a un holgazán, vago y a veces vicioso, que le gusta vivir a costa de los demás? En pocas palabras, la diferencia de clases es inevitable, ¿si no hubiera pobres quién trabajaría, y si no hubiera ricos quién nos pagaría?

Es verdad que el capitalismo (la contraparte del comunismo) es explotador y genera injusticia, pero a cambio le concede al individuo libertades y la posibilidad de progresar y salir de su pobreza, puede progresar de tal manera si se esfuerza, que puede llegar a tener su propio capital, su empresa y empleados. El capital nació, dice la tesis comunista, cuando comenzó a haber excedentes. Cuando el hombre (el ser humano) se dedicaba a la recolección, a la caza y a la pesca, se podía que todo fuera para todos, apenas alcanzaba; pero cuando empezó a haber excedentes alguien los acaparó y nacieron el capital y el capitalista, al que hay que combatir, si no debe haber diferencia de clases, hay que promover la lucha de clases, los pobres contra los ricos, el pueblo bueno contra los explotadores, los socialistas contra los conservadores, los chairos contra los fifís. ¿Le suena?

Yo no le veo nada de malo a que haya excedentes, y si usted trabaja y se esfuerza, tampoco le verá nada de malo sino al contrario, considerará justo que esos excedentes le pertenezcan. Si yo me parto el lomo trabajando de sol a sol los seis o los siete días de la semana, y después de reunir lo necesario para que mi familia coma, beba, calce, vista, se eduque, tenga un techo y hasta un carrito para trasladarse, me sobra un dinerito (el excedente) para irme tres o cuatro días a la playa y hospedarme en un hotel todo incluido para comer y beber lo que se me pegue la gana, ¿cuál es el problema? Lo malo no es el capital, sino la explotación del trabajador por parte del capitalista, pero para eso está el Estado, para proteger a los más débiles, para eso se hicieron las leyes, para moderar la indigencia y la opulencia, para colocar la vela en su punto exacto, ni tan cerca que queme al santo, ni tan lejos que no lo alumbre.

Por eso fracasó el comunismo, ayudado, claro (a fracasar) por líderes como el fundador del Sindicato Solidaridad en Polonia Lech Walesa y como el Papa Juan Pablo II, que lo combatieron hasta que cayó el muro de Berlín en 1989 y hasta que renunció Gorbachov como líder de la Unión Soviética en 1991 para ponerle fin a la era comunista; y lo hizo, dijo, por principios, porque consideró que la ideología comunista no funcionaba, que el pueblo necesitaba libertad y ser dueño cada quien de sí mismo y del producto de su trabajo, punto.

Y se desintegró el imperio comunista. Quedaron Cuba, Corea del Norte y China, pero ésta abandonó pronto la economía socialista y se convirtió en la potencia económica que es hoy por hoy, con su economía de mercado y sus exportaciones a todo el mundo, tanto que está poniendo en aprietos a Estados Unidos, el líder del imperio capitalista. ¿Cuántas personas fueron asesinadas por los gobiernos comunistas?, más de 100 millones, tan sólo en China murieron 82 millones y en la URSS hubo más de 21 millones de muertos. ¿Y empobrecidos y esclavizados?, muchos millones más.

Y sin embargo el comunismo está de regreso. En Nicaragua mediante una revolución; y por la vía electoral (fraudulenta a veces) en Venezuela, en Argentina (el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra), en Bolivia donde se acaban de liberar de Evo Morales, y en México donde López Obrador se esfuerza en implantarlo. Hay disturbios y una fuerte turbulencia social en Chile y en Colombia, obra también del Foro de Sao Paulo, creación de Fidel Castro, que fue sin duda un líder carismático y muy inteligente. Brasil, donde se formó dicho grupo, acaba de salir del socialismo y se fue al otro extremo con Jair Bolsonaro. Uruguay también acaba de cambiar un gobierno de izquierda por uno de derecha.

La historia sólo da vueltas, se repite una y otra vez, el hombre no aprende de su pasado. En México llevamos cuatro revoluciones, la de la Independencia; por la Reforma; contra Porfirio Díaz, y aquella de los Cristeros contra el gobierno de Calles que intentó acabar con la Iglesia Católica e imponer la educación comunista en las escuelas y no pudo. ¿Vamos por la quinta? Digo, porque Evo Morales salió por piernas…

Cada quien su reclamo

La semana pasada, la rechifla se la llevó, sin deberla, el Departamento de Tránsito Municipal de Tepa, por una obra que se comenzó a lo borras, en el cruce del Bulevar y el camino a Santa Bárbara.

 La pitadera y mentadera por durar hasta una hora para cruzar el bulevar, no se hizo esperar y llegó la señal tarde hasta la presidencia municipal.

Cuando preguntamos qué había pasado, personal de Tránsito nos comentó que a ellos nadie les avisó del cierre de la circulación de esa vialidad, por lo que no tomaron las medidas preventivas. Y vaya que se notó.

El trayecto que se hace en unos 10 0 15 minutos, máximo, duró más de 1 hora, así es que empleados, estudiante, repartidores de productos y público en general se tuvo que aguantar dentro de sus autos, por más de 60 minutos.

 ¿Qué sucedió?, pues que a alguien se le ocurrió iniciar una obra pública para evitar inundaciones y encharcamientos a un lado de la fábrica de André Badi. La obra, necesaria o no, provocó un dolor de cabeza mayúsculo.

Los reclamos de la gente por la ausencia de los elementos de tránsito y por no haber avisado de la obra con anticipación fueron mayúsculos.

Los agentes de tránsito debieron aguantar vara con los reclamos y poner manos a la obra, aun cuando ellos no provocaron el caos y, mucho menos les avisaron.

En estos casos uno se pregunta: ¿y quién se encarga de planear las obras públicas?, ¿a quién le toca decidir dónde y cuándo?, ¿a quién le toca planear fechas de inicio, tiempos de duración, rutas alternas?

Lo más simple para la gran mayoría de afectados fue echar bronca a los agentes de tránsito y, por lo menos en esta ocasión ellos no fueron los culpables, ni los responsables.

A ellos no les avisaron, no hubo coordinación. Los de obra pública abrieron la zanja, llevaron máquinas, cerraron la vialidad y… lo demás les valió tres pepinos.

La gran duda es: ¿y así se planea la obra pública?, ¿a quién le toca dirigir?; la obra, por buena que sea, ya hizo ver mal a una parte de la administración. Debió salir Comunicación Social a aclarar lo que debió hacer Obras Públicas y el Jefe de Proyectos, pero ellos no aparecen en la escena. Les dejaron la pitadera a los de Tránsito.

La respuesta de San Francisco de Asís

Se hallaba San Francisco con el hermano Maseo, hombre de gran santidad y discreción y dotado de gracia para hablar de Dios; por ello lo amaba mucho San Francisco. Un día, el hermano quiso probar hasta dónde llegaba su humildad; le salió al encuentro y le dijo en tono de reproche:

– ¿Por qué a ti?, 

– ¿Qué quieres decir con eso? -repuso él.

– ¿Por qué todo el mundo va detrás de ti y no parece sino que todos pugnan por verte, oírte y obedecerte?. Tú no eres hermoso de cuerpo, no sobresales por la ciencia, no eres noble, y entonces, al oír esto, San Francisco sintió una grande alegría de espíritu, se dirigió a él y le dijo:

– ¿Quieres saber por qué a mí viene todo el mundo? Esto me viene de los ojos del Dios altísimo, que miran en todas partes, a buenos y malos, y esos ojos santísimos no han visto, entre los pecadores, ninguno más vil ni más inútil, ni más grande pecador que yo. Y como no ha hallado sobre la tierra otra criatura más vil para realizar la obra maravillosa que se había propuesto, me ha escogido a mí para confundir la nobleza, la grandeza y la fortaleza, la belleza y la sabiduría del mundo, a fin de que quede patente que de Él, y no de criatura alguna, proviene toda virtud y todo bien, y nadie puede gloriarse en presencia de Él, sino que quien se gloría, ha de gloriarse en el Señor.

Dios piensa siempre distinto.

Esa respuesta que dio San Francisco de Asís al fraile Maseo debe ser para nosotros una invitación a ser siempre humildes.

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Ya estamos nuevamente con todos ustedes, amigos lectores del periódico 7 días, me pongo nuevamente a sus órdenes en mi correo electrónico de: jorgegerardotorres@hotmail.com En esta ocasión trataré el tema: La Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara es la reunión editorial más importante de Iberoamérica y un extraordinario festival cultural. Fundada hace 33 años por la Universidad de Guadalajara, es una feria para profesionales, donde el público es bienvenido, lo que la distingue del resto de las principales ferias que se realizan en el mundo. Sin descuidar su vocación como un encuentro de negocios, la FIL fue concebida como un festival cultural, en el que la literatura es la columna vertebral, con un programa en el que participan autores de todos los continentes y diferentes lenguas, así como un espacio para la discusión académica de los grandes temas que cruzan nuestra actualidad.

Durante los nueve días de la Feria el público escucha a sus autores preferidos, la industria del libro convierte a Guadalajara en su corazón, y la ciudad se llena de música, arte, cine y teatro del país o región invitado de honor; que este año es India.

Creada en 1987 por iniciativa de la Universidad de Guadalajara, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, mejor conocida como la FIL, es actualmente el mayor mercado mundial de publicaciones en español. Cada año recorren sus pasillos editores, agentes literarios, promotores de lectura, traductores, distribuidores y bibliotecarios, que acuden a realizar intercambios comerciales y profesionales. En la FIL también se dan cita más de 818 mil personas, que a lo largo de nueve días se sumergen en los libros y disfrutan de uno de los festivales culturales más importantes de América Latina.

 Algunos números de la FIL reflejan su importancia: 34 mil metros cuadrados de área de exposición, con un promedio anual de más de dos mil casas editoriales de 47 países; el programa contempló alrededor de mil horas de actividades; se realizaron 630 presentaciones de libros y más de cien mil jóvenes la visitaron este año. Esta Feria dejó en Guadalajara, una derrama económica superior a los 330 millones de dólares.

Más allá de las cifras, la FIL es un patrimonio vital y concreto de la cultura iberoamericana. Mediante sus tres áreas de acción (la editorial, la académica y la cultural), se ha consolidado como punto de encuentro para la discusión en torno a la cultura contemporánea. Escritores, académicos, artistas, intelectuales y muchas otras personas interesadas en el intercambio de ideas, sobre el acontecer cultural, acudieron a este encuentro anual.

La FIL es, además, una oportunidad única, para renovar los lazos que unen a México e Hispanoamérica con otras culturas. Desde 1993 la Feria tiene un país o región invitado de honor, para que muestre en este foro internacional lo mejor de su producción editorial y artística.

Como parte del esfuerzo por mantener la calidad literaria y el desarrollo cultural, la FIL ha creado espacios para una serie de premios que se entregan cada año. El premio FIL, que otorga la Asociación Civil del Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, fundado en 1991 por la Universidad de Guadalajara, está dotado con 150 mil dólares y significa el reconocimiento a la trayectoria literaria de un autor. 

Es dentro del panorama cultural de México uno de los grandes eventos anuales de mayor relevancia la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), ya que representa una buena oportunidad para expandir la mente entre las letras y las palabras, además de que se desarrolla dentro de un ambiente, en donde cualquier persona puede dejarse abrazar por la literatura y otras expresiones artísticas.

Este año, la FIL Guadalajara vivió su edición número 33. Comenzó el 30 de noviembre, finalizando mañana domingo 8 de diciembre. En el mundo de habla hispana, esta feria se ha posicionado como un referente ineludible en el ámbito cultural y la industria editorial, debido a la presencia de grandes personalidades de la literatura mundial. Este año, según los responsables, hubo más de 800 autores invitados, así como 630 novedades editoriales, provenientes de 37 países.

El ganador del Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, era uno de los principales atractivos para esta edición, pero no es el único, pues el cartel de nombres para la FIL es sumamente importante e incluyó  autores como la argentina Luisa Valenzuela y el español Javier Cercas, flamante ganador del Premio Planeta, así como la estadounidense Siri Husvedt, el bisnieto de Bram Stoker, Dacre Stoker, la mexicana Elena Poniatowska y el novelista gráfico Frank Miller, famoso por sus historias de Batman.

Un punto de interés para los asistentes, es que varios de estos autores, además de la presentación de sus libros, impartieron conferencias o fueron parte de otros eventos. Luisa Valenzuela, por ejemplo, fue la encargada de abrir el Salón Literario Carlos Fuentes, mientras que Vargas Llosa, además de presentar su último libro Tiempos recios, dio una charla con motivo de los 50 años de la publicación de su célebre novela, Conversación en la Catedral.

Además, es importante reiterar que para esta ocasión la India fue el País invitado. La cultura de esa nación, que podría entenderse como un mosaico de culturas, religiones, razas, lenguas, actitudes y perspectivas, también se refleja en su literatura, la cual contiene una importante diversidad de voces, cada una de las cuales busca retumbar, a partir de temas relacionados con minorías, ya sean religiosas, lingüísticas, sexuales o étnicas.

En el territorio indio hay cerca de 184 idiomas nativos, 25 sistemas de escritura, así como decenas de tradiciones orales y escritas de literatura, las cuales tienen al menos un milenio de antigüedad. Este año la FIL contó con la participación de 35 autores de aquella nación. Destacan nombres como Advaita KalaAmish Tripathi y Anushka Ravishankar.

Sin embargo, la India no fue el único país que se presentó entre las páginas y los libros. Brasil también estuvo presente, de hecho desde hace ocho años el país sudamericano ha sido un invitado frecuente a esta fiesta de las letras. Para esta versión, el programa: Destino Brasil, contó con la participación de algunos autores jóvenes como Sheyla Smanioto, ganadora del Premio Sesc de Literatura, y Gustavo Pacheco, galardonado con el Premio Clarice Lispector, de la Fundación: Biblioteca Nacional.

La FIL es un espacio de encuentro y eso implica la relación con otras culturas y países. Es una forma de seguir descubriendo el mundo.

Los niños también pudieron gozar de múltiples ofertas, relacionadas con la literatura, pues hubo 17 talleres espontáneos, con 46 sesiones, en donde pudieron disfrutar de espectáculos de clown, narradores, música, títeres, danza y cine.

Además de todas las actividades relacionadas con las letras y los libros, la FIL también ofreció 28 foros académicos y de pensamiento, en donde se abordaron temas relacionados con preocupaciones sociales, como la violencia de género, los ataques a periodistas y la migración, entre otras temáticas, con el fin de analizar la realidad del país y el mundo.

Según Raúl Padilla, Presidente de la FIL, están sumamente comprometidos con el respeto a los derechos de todas las personas y específicamente de las mujeres, así como fortalecer la presencia y participación femenina, en sus diferentes actividades, manifestando un rotundo rechazo a cualquier expresión de género, y mencionando que en la FIL no hay lugar ni tolerancia para la discriminación, la violencia, ni el acoso.

Cabe decir que en este contexto la periodista y defensora de los derechos humanos, Lydia Cacho, recibió, un homenaje a la Lucha por los Derechos de las Mujeres por su labor en favor de las niñas y las mujeres, en muchas ocasiones anteponiendo su propia integridad para dar voz a quienes lo necesitan.

Otro artista que también fue reconocido durante esta edición fue el dibujante argentino Liniers, quien recibió: La Catrina, un premio que se entrega durante la edición correspondiente del Encuentro Internacional de Caricatura e Historieta. El motivo de este reconocimiento se debe a Macanudo, una de sus historietas más conocidas, la cual muestra una perspectiva de la vida con humor y de manera optimista.

     En general la FIL, es un gran espacio, para poder disfrutar de grandes ideas y diferentes maneras de pensar, es por ello que si tienen oportunidad los invito a que vayan el fin de semana a Guadalajara, ya que es el último día de la Feria Internacional del libro de Guadalajara, y disfruten de esta magna fiesta de la cultura, el más importante evento editorial de todo el País.

     Por esta ocasión es todo en la sección de cosas de la política. Gracias por su lectura, amigos del periódico 7 días.