La Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Ya estamos nuevamente con todos ustedes, amigos lectores del periódico 7 días, me pongo nuevamente a sus órdenes en mi correo electrónico de: jorgegerardotorres@hotmail.com En esta ocasión trataré el tema: La Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara es la reunión editorial más importante de Iberoamérica y un extraordinario festival cultural. Fundada hace 33 años por la Universidad de Guadalajara, es una feria para profesionales, donde el público es bienvenido, lo que la distingue del resto de las principales ferias que se realizan en el mundo. Sin descuidar su vocación como un encuentro de negocios, la FIL fue concebida como un festival cultural, en el que la literatura es la columna vertebral, con un programa en el que participan autores de todos los continentes y diferentes lenguas, así como un espacio para la discusión académica de los grandes temas que cruzan nuestra actualidad.

Durante los nueve días de la Feria el público escucha a sus autores preferidos, la industria del libro convierte a Guadalajara en su corazón, y la ciudad se llena de música, arte, cine y teatro del país o región invitado de honor; que este año es India.

Creada en 1987 por iniciativa de la Universidad de Guadalajara, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, mejor conocida como la FIL, es actualmente el mayor mercado mundial de publicaciones en español. Cada año recorren sus pasillos editores, agentes literarios, promotores de lectura, traductores, distribuidores y bibliotecarios, que acuden a realizar intercambios comerciales y profesionales. En la FIL también se dan cita más de 818 mil personas, que a lo largo de nueve días se sumergen en los libros y disfrutan de uno de los festivales culturales más importantes de América Latina.

 Algunos números de la FIL reflejan su importancia: 34 mil metros cuadrados de área de exposición, con un promedio anual de más de dos mil casas editoriales de 47 países; el programa contempló alrededor de mil horas de actividades; se realizaron 630 presentaciones de libros y más de cien mil jóvenes la visitaron este año. Esta Feria dejó en Guadalajara, una derrama económica superior a los 330 millones de dólares.

Más allá de las cifras, la FIL es un patrimonio vital y concreto de la cultura iberoamericana. Mediante sus tres áreas de acción (la editorial, la académica y la cultural), se ha consolidado como punto de encuentro para la discusión en torno a la cultura contemporánea. Escritores, académicos, artistas, intelectuales y muchas otras personas interesadas en el intercambio de ideas, sobre el acontecer cultural, acudieron a este encuentro anual.

La FIL es, además, una oportunidad única, para renovar los lazos que unen a México e Hispanoamérica con otras culturas. Desde 1993 la Feria tiene un país o región invitado de honor, para que muestre en este foro internacional lo mejor de su producción editorial y artística.

Como parte del esfuerzo por mantener la calidad literaria y el desarrollo cultural, la FIL ha creado espacios para una serie de premios que se entregan cada año. El premio FIL, que otorga la Asociación Civil del Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, fundado en 1991 por la Universidad de Guadalajara, está dotado con 150 mil dólares y significa el reconocimiento a la trayectoria literaria de un autor. 

Es dentro del panorama cultural de México uno de los grandes eventos anuales de mayor relevancia la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), ya que representa una buena oportunidad para expandir la mente entre las letras y las palabras, además de que se desarrolla dentro de un ambiente, en donde cualquier persona puede dejarse abrazar por la literatura y otras expresiones artísticas.

Este año, la FIL Guadalajara vivió su edición número 33. Comenzó el 30 de noviembre, finalizando mañana domingo 8 de diciembre. En el mundo de habla hispana, esta feria se ha posicionado como un referente ineludible en el ámbito cultural y la industria editorial, debido a la presencia de grandes personalidades de la literatura mundial. Este año, según los responsables, hubo más de 800 autores invitados, así como 630 novedades editoriales, provenientes de 37 países.

El ganador del Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, era uno de los principales atractivos para esta edición, pero no es el único, pues el cartel de nombres para la FIL es sumamente importante e incluyó  autores como la argentina Luisa Valenzuela y el español Javier Cercas, flamante ganador del Premio Planeta, así como la estadounidense Siri Husvedt, el bisnieto de Bram Stoker, Dacre Stoker, la mexicana Elena Poniatowska y el novelista gráfico Frank Miller, famoso por sus historias de Batman.

Un punto de interés para los asistentes, es que varios de estos autores, además de la presentación de sus libros, impartieron conferencias o fueron parte de otros eventos. Luisa Valenzuela, por ejemplo, fue la encargada de abrir el Salón Literario Carlos Fuentes, mientras que Vargas Llosa, además de presentar su último libro Tiempos recios, dio una charla con motivo de los 50 años de la publicación de su célebre novela, Conversación en la Catedral.

Además, es importante reiterar que para esta ocasión la India fue el País invitado. La cultura de esa nación, que podría entenderse como un mosaico de culturas, religiones, razas, lenguas, actitudes y perspectivas, también se refleja en su literatura, la cual contiene una importante diversidad de voces, cada una de las cuales busca retumbar, a partir de temas relacionados con minorías, ya sean religiosas, lingüísticas, sexuales o étnicas.

En el territorio indio hay cerca de 184 idiomas nativos, 25 sistemas de escritura, así como decenas de tradiciones orales y escritas de literatura, las cuales tienen al menos un milenio de antigüedad. Este año la FIL contó con la participación de 35 autores de aquella nación. Destacan nombres como Advaita KalaAmish Tripathi y Anushka Ravishankar.

Sin embargo, la India no fue el único país que se presentó entre las páginas y los libros. Brasil también estuvo presente, de hecho desde hace ocho años el país sudamericano ha sido un invitado frecuente a esta fiesta de las letras. Para esta versión, el programa: Destino Brasil, contó con la participación de algunos autores jóvenes como Sheyla Smanioto, ganadora del Premio Sesc de Literatura, y Gustavo Pacheco, galardonado con el Premio Clarice Lispector, de la Fundación: Biblioteca Nacional.

La FIL es un espacio de encuentro y eso implica la relación con otras culturas y países. Es una forma de seguir descubriendo el mundo.

Los niños también pudieron gozar de múltiples ofertas, relacionadas con la literatura, pues hubo 17 talleres espontáneos, con 46 sesiones, en donde pudieron disfrutar de espectáculos de clown, narradores, música, títeres, danza y cine.

Además de todas las actividades relacionadas con las letras y los libros, la FIL también ofreció 28 foros académicos y de pensamiento, en donde se abordaron temas relacionados con preocupaciones sociales, como la violencia de género, los ataques a periodistas y la migración, entre otras temáticas, con el fin de analizar la realidad del país y el mundo.

Según Raúl Padilla, Presidente de la FIL, están sumamente comprometidos con el respeto a los derechos de todas las personas y específicamente de las mujeres, así como fortalecer la presencia y participación femenina, en sus diferentes actividades, manifestando un rotundo rechazo a cualquier expresión de género, y mencionando que en la FIL no hay lugar ni tolerancia para la discriminación, la violencia, ni el acoso.

Cabe decir que en este contexto la periodista y defensora de los derechos humanos, Lydia Cacho, recibió, un homenaje a la Lucha por los Derechos de las Mujeres por su labor en favor de las niñas y las mujeres, en muchas ocasiones anteponiendo su propia integridad para dar voz a quienes lo necesitan.

Otro artista que también fue reconocido durante esta edición fue el dibujante argentino Liniers, quien recibió: La Catrina, un premio que se entrega durante la edición correspondiente del Encuentro Internacional de Caricatura e Historieta. El motivo de este reconocimiento se debe a Macanudo, una de sus historietas más conocidas, la cual muestra una perspectiva de la vida con humor y de manera optimista.

     En general la FIL, es un gran espacio, para poder disfrutar de grandes ideas y diferentes maneras de pensar, es por ello que si tienen oportunidad los invito a que vayan el fin de semana a Guadalajara, ya que es el último día de la Feria Internacional del libro de Guadalajara, y disfruten de esta magna fiesta de la cultura, el más importante evento editorial de todo el País.

     Por esta ocasión es todo en la sección de cosas de la política. Gracias por su lectura, amigos del periódico 7 días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s