Uriel Franco

Nos dimos a la tarea de encontrar un joven-veterano de los primeros que jugaron en el equipo de Saltillo, estamos hablando de Uriel Franco Pérez. Nació el 3 de febrero de 1977 en Tepa y tiene 42 años.

Empecé a jugar beisbol en Estados Unidos a los 9 años cuando mi familia se fue a vivir a Chicago, porque allá no había futbol que es lo que a mí me gustaba, jugaba en el 85 y pues nomás había ligas de beisbol infantiles y no me quedó de otra. Al ir a los tryouts me eligieron para un equipo que se llamaba los Elks y ahí jugué hasta los 12 años como shortstop, pitcher y catcher y cuando regreso a México a los 13 años lo contrario de allá es que aquí no había ligas de niños para el béisbol y Felipe Lozano juntaba algunos niños de Jardines de Tepa y hacía partidos amistosos para jugar de vez en cuando contra hijos y sobrinos de los jugadores de los Torres, o sea Rebeldes y equipos de Arandas donde casi siempre pitchábamos y catchábamos el Canario y yo.

Aquí empecé a jugar a los 13 años en una liga formal con el equipo de Medias Rojas con 6 adultos, pero como casi no jugaba más que 1 o 2 entradas de vez en cuando al siguiente año José Valdivia y el “Peludo” hicieron un equipo llamado Potros, que creo que no ganamos ningún juego pero jugué toda la temporada de titular en shortstop y eso me ayudó a foguearme y la siguiente temporada me empezaron a invitar a jugar a más equipos y acepté la invitación de Toño mi niño al equipo del seguro social y después me invitaron a Saltillo donde he jugado la mayor parte de mi vida.

Mis primeros trofeos o logros los hice en Estados Unidos al ganar el mejor pitcher en una temporada a los 12 años y pitchar un juego sin hit ni carrera, aquí en Tepa el primer reconocimiento fue a los 13 años como novato del año, después he ganado 2 veces mejor pitcher, y en el juego de estrellas me gane 2 veces el jugador más rápido en correr las bases.

Mi posición favorita en sí no tengo una en especial pero siempre me ha gustado el shortstop y pitcher, pero he jugado todas las posiciones del campo, recuerdo alguna vez que don Toño Martínez me dijo en un juego de estrellas que yo era el único jugador en la liga en aquel entonces, claro, que jugaba todas las posiciones del diamante y pues a los días o semanas reaccioné a su comentario pensando “¿A poco no hay más que lo hagan?” porque se me hacía algo normal.

Mi primer final ganada fue con Saltillo y después de 20 años justamente Saltillo fue campeón y ahí estuve en el equipo, también quede campeón con Canarios ganándole a Saltillo la final.

Decepciones en el beisbol realmente no he tenido pero podría ser cuando no me dejaban jugar en la sabatina por el nivel que tenía de los 18 a 23 años aproximadamente, pero mi trabajo no me dejaba jugar los domingos por eso casi nunca jugué en ligas fuera de Tepa.

Satisfacciones que recuerdo fue cuando pegué mi primer homerun en la liga de Mexticacán, recuerdo que cuando íbamos en camino Güicho Gutiérrez y otros jugadores iban comentando que había un pitcher greñudo que zumbaba la bola y que tiraba de a madres y yo como era el primer bat ya iba hasta con miedo, y donde lo vi cómo tiraba sí me asusté hasta que se la saqué de línea por el jardín izquierdo.

Otra sería que como yo nunca me tenía confianza de lo que podía hacer, una vez Güicho Gutierrez le dijo al manager que me metiera a relevar al sheriff en la liga de Mexticacan contra el Valle y yo me asusté, le dije que no. “Yo que voy andar pichándoles si ya les pegaron a ustedes sheriff” y Güicho de la forma que me habló y me motivó me dio la confianza, pitché y ganamos, y eso de ahí en adelante me motivó a que confiara en mí porque no lo hacía al compararme siempre con otros jugadores de mucho nivel que yo creía que no tenía.

¿Que si hay Uriel para rato? He estado pensando eso últimamente y si me gustaría poder jugar con la cuarta generación con los De la Torre, empecé a los 14 años con don Silvino de la Torre, después jugué con los hijos Chimmy, Ramiro, el Churro y Beto y ahora juego con los nietos y ya tiene hasta bisnietos de 4 años de edad más o menos, así que en unos 8 o 9 años más ya estarán jugando en la sabatina y tendré unos 50 años de edad, si Dios nos da vida y licencia.

El beisbol de ahorita al de hace 25 años aquí en Tepa creo que está mejorando respecto de que ya hay ligas, entrenamientos y más disciplina en los jóvenes, porque antes nomás los fines de semana jugaba uno y no había entrenamientos, ni desde quién te dijera cómo se debe de calentar, batear, agarrar la bola y hasta cómo cuidarte y recuperarte de lesiones o después de pitchar.

El bat de madera va ayudar a los jóvenes mucho porque como hay mucho talento y están siendo invitados a diferentes ligas mucho más fuertes que las de Tepa ya van a estar fogueados y no los va asustar cuando lo usen.

El beisbol se hizo mi pasión desde los 10 años porque al final de cuentas lo preferí jugar más que el futbol, he hecho grandes amistades que ahora tengo, son parte de mi vida y gracias a Dios no tengo ningún enemigo o esté peleado con alguien tanto dentro y fuera del beisbol, siempre me gustó jugar con personas que no fueran problemáticas en el sentido de no regañar, humillar o enojarse por algún error que cometiera alguien en el juego, tanto que en los equipos que jugué y juego no me he arrepentido y siempre seguí a Chemita Franco, los De la Torre, Toño mi niño, los Alcaraz en los Sauces que yo siempre he visto como gente alegre y me gustaba jugar con ellos, y cada vez que hacían equipo y me invitaban no dudaba en aceptar.

A los jóvenes lo que les puedo decir es que lo primero para llegar a ser alguien tanto dentro como fuera del beisbol es la disciplina que yo vi que antes no la había aquí en Tepa, también que crean en ellos mismos y se tengan confianza y no se comparen con otros jugadores por que cada quién tiene sus propias cualidades y unos batean jonrones otros son bateadores de lineas, otros son pitchers de velocidad y otros de curvas y otros buenos para correr las bases.

Lo que sí les recomiendo para los que están empezando es que busquen dónde jugar y se fogueen, no importa que sea el equipo más malo, el chiste es que juegues y de ahí te van a invitar equipos, porque de qué les sirve jugar con un equipo que quede campeón y nomas juegues 1 o 2 entradas cada 15 días.

Amigo Uriel te mando un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s